Trabajadores del Subte denunciaron ante la Justicia una supuesta estafa donde les prometían viviendas "a un precio muy barato y con boletos de preadjudicación con firmas apócrifas". Serían 350 los empleados afectados y el monto de la estafa ascendería a más de 35 millones de pesos. Estaría involucrado personal jerárquico de Metrovías.

El legislador José Cruz Campagnoli (Nuevo Encuentro) presentó una denuncia para que se investigue a personal jerárquico de Metrovías y a un supuesto puntero político, Fabián Ventos, por presunta estafa en el otorgamiento de viviendas.

Campagnoli dijo a Télam que la presentación busca determinar si la operatoria consistía en que “les ofrecían a trabajadores del subte viviendas construidas por el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC) a un precio muy barato, con boletos de preadjudicación con firmas apócrifas, a cambio de un depósito inicial de entre 70 a 150 mil pesos”.

“Pese a que nadie recibió la vivienda prometida, la estafa alcanzaría a 350 trabajadores y llegaría a los 35 millones de pesos”, indicó el legislador, quien destacó que el dato inicial fue aportado por el secretario general de los metrodelegados, Roberto “Beto” Pianelli.

La denuncia fue presentada ante la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal, juzgado de Instrucción 26 y sostiene que “desde fines del 2014, cientos de trabajadores y trabajadoras del subte, recibieron la oferta de adquirir inmuebles y firmaron documentos que eran presentados como boletos de pre adjudicación de distintas viviendas desarrolladas por el Instituto de Viviendas de la Ciudad (IVC)”.

Las viviendas que ofrecían eran de los terrenos de Casa Amarilla (Pi y Margall al 900), de Acumar (Luzuriaga 837) y Lafuente 64/70. En la mayoría de los casos, las viviendas ya estaban adjudicadas por una orden judicial o por el IVC.

por Télam

Comentarios