La ADIF lanzó una licitación para parquizar el acceso a Retiro desde la Avenida Libertador. Pondrán en valor la zona de la nunca construida "tercera nave" de Retiro Mitre, donde construirán andenes para trenes de larga distancia. La obra se realizará en conjunto con las mejoras ya iniciadas en el resto de la estación.

La Administración de Infraestructura Ferroviaria lanzó una licitación con el nombre de “Plaza Retiro” para construir un nuevo acceso a la estación Retiro Mitre desde la Avenida del Libertador y nuevos andenes en el área correspondiente a la inconclusa tercera nave del plan original de la estación.

Hasta ahora el espacio había sido utilizado como cochera y depósito de material en desuso. Lejos de constituir un proyecto para urbanizar o aprovechar la zona para emprendimientos inmobiliarios, como muchas veces se impulsó, el destino dado al terreno será eminentemente ferroviario.

La renovación del sector incluye la parquización del área, la edificación de un nuevo vestíbulo accesible desde la Avenida del Libertador, la construcción de andenes para trenes de larga distancia y la demolición del interior de los arcos del actual andén 8 de Retiro, donde se colocarán vidrios, tal como se ve en la imagen que acompaña esta nota. Según los pliegos, la obra se realizará en armonía con la estructura de la actual estación Retiro, inaugurada en 1915 por el Ferrocarril Central Argentino, que es Monumento Histórico Nacional.

Tren de Ferrocentral en la plataforma 9 de Retiro bajo el viejo galpón de la cochera.
Tren de Ferrocentral en la plataforma 9 de Retiro bajo el viejo galpón de la cochera.

En cuanto a andenes, la obra supone la refuncionalización y puesta en valor del actual andén 9 —externo a las dos naves techadas— y la construcción de un nuevo andén isla, sumando dos plataformas adicionales. Se mantendrán las vías de cochera aunque las del extremo cercano a Libertador serán reducidas unos metros para posibilitar el acceso desde la avenida al vestíbulo de pasajeros y la nueva terminal de larga distancia.

Con estas modificaciones Retiro sumará más andenes para servicios de larga distancia, como el recientemente habilitado a Rosario o los aún no renovados a Córdoba y Tucumán. Es importante destacar que las obras anunciadas alientan la posibilidad de mudar los servicios de larga distancia del Ferrocarril San Martín a esta estación, como varias veces se evaluó a raíz de las limitaciones que presenta la actual terminal de esa línea.

Precisamente, al mismo tiempo se avanza en la reconstrucción del Empalme Tagle que comunicaba ambas líneas a la altura del cruce sobre nivel de las vías del San Martín. El empalme había sido levantado en su momento por TBA. En la época de Ferrocarriles Argentinos era normal, aunque no siempre sucedió así, que los servicios de larga distancia del San Martín fueran despachados desde la terminal del Mitre.

Estas obras se realizan en paralelo a otras que se están encarando en estación, como la ya iniciada renovación de los techos de las naves de los andenes, que incluye un aumento de la superficie vidriada para mejorar la luminosidad interna, y el reemplazo de la parrilla de vías, actualmente en pésimo estado, que data de la época del FCCA. También fue licitada, hace pocos días, la restauración de la fachada de la estación, la más larga de un edificio en Buenos Aires.

El actual edificio de la estación Retiro cumplirá cien años el próximo primero de agosto. Para entonces, estará bien lejos de la imagen de abandono y decadencia que dio durante los últimos años.

Comentarios