La Sociedad de Transporte de Mendoza (STM) retiró de circulación a todos los trolebuses y los reemplazó con colectivos diésel convencionales. Prometen que las unidades eléctricas volverían a rodar en noviembre, aunque el gobierno provincial quiere reemplazarlas con colectivos híbridos.

La recientemente creada Sociedad de Transporte de Mendoza (STM), que reemplazó a la vieja EPTM, sacó de circulación a todos los trolebuses de la capital provincial y los reemplazó por colectivos convencionales.

La versión oficial es que las unidades eléctricas debían ser retiradas por dos razones: la repavimentación de varias calles por las que circulan recorridos de trolebús en la ciudad de Mendoza y la necesidad de reparar las unidades que subsisten (Materfer nacionales y New Flyer canadienses). Buena parte de la flota, cabe recordar, fue rematada el año pasado.

Uno de los colectivos que reemplaza a los trolebuses.

Los coches desafectados fueron trasladados a un predio ubicado en cercanías de la estación Gutiérrez, una de las terminales del Metrotranvía, que también es administrado por la STM.

“En noviembre volverán a funcionar [los trolebuses]”, prometió el titular de la STM, Leopoldo Cairone. Mientras tanto, los corredores de trolebús serán cubiertos con 14 colectivos propios y 22 alquilados a dos empresas privadas. Se trata de unidades diésel convencionales, algunas de ellas cero kilómetro y otras con hasta tres años de uso.

Sin embargo, aseguran en Mendoza, los trolebuses podrían no volver a circular ya que el gobierno provincial trabaja en una licitación para reemplazarlos por colectivos híbridos (diésel eléctricos), que no requerirían de catenarias.

Cabe recordar que Mendoza tiene, junto con Córdoba, uno de los sistemas de trolebuses más importantes del país. Rosario, que está pronta a habilitar su segunda línea, apuesta fuerte a este sistema de transporte. Sin embargo, en el Concejo Deliberante el PRO bloqueó el acceso a un crédito para construir otras dos líneas más.

Comentarios