Un total de diez coches arribó al puerto de Dock Sud. Serán destinados a la línea A para mejorar la pobre frecuencia que ofrece tras el improvisado retiro de los Brugeoise. Son los primeros de la segunda tanda, idénticos a los que circulan actualmente y que fueron comprados por Nación.

Dos formaciones CNR de cinco coches cada una llegaron al puerto de Dock Sud en los últimos días. Según informó SBASE, se sumarán a la línea A en el segundo semestre de este año, tras la realización de pruebas necesarias para su circulación.

Se trata de los primeros diez coches de un total de 105 adquiridos por la Ciudad para completar la flota china de la línea A, actualmente conformada por 45 unidades idénticas a estas compradas por Nación y puestas en servicio en marzo de 2013.

Cada uno de los coches le costó al GCBA poco más de 1,5 millones de dólares, un precio ostensiblemente menor a los casi 3 millones que pagó Nación por las mismas unidades en tiempos de Ricardo Jaime, pero también más económico que los 1,8 millones que costó cada uno de los Alstom brasileños comprados para la línea H, la otra compra de material cero kilómetro que cerró la Ciudad.

Los coches habían sido embarcados en Shanghái en el mes de febrero. Con su incorporación SBASE busca mejorar la frecuencia de la línea A, que se vio resentida desde el retiro de los coches Brugeoise y que ha perdido pasajeros comparada con años donde tenía menos estaciones operativas. De hecho, Subterráneos de Buenos Aires en un documento interno se vio forzada a admitir que el nivel de frecuencia de la línea A era “inadmisible”.

La provisión de estas 105 unidades adicionales había sido acordada en el primer semestre de 2013, luego de que SBASE lanzara una licitación a la que se presentó únicamente la financiera CITIC (vinculada a Franco Macri) ofreciendo coches fabricados por la empresa CNR. El contrato de financiamiento, en tanto, fue aprobado por el Ministerio de Hacienda en julio de 2014, tras haber sido autorizado el Ejecutivo a endeudarse por la Legislatura.

Comentarios