En una entrevista radial, Larreta desautorizó al titular de SBASE al decir que "La línea F la vamos a proyectar. Todavía ni siquiera está el proyecto". La semana pasada, Piccardo había dicho que estaba lista para ser licitada. Su continuidad al frente de la empresa pende de un hilo.

El Jefe de Gobierno electo, Horacio Rodríguez Larreta, desautorizó al presidente de SBASE, Juan Pablo Piccardo, en otra muestra de la comprometida situación del titular de la empresa, quien no continuaría en su cargo en el futuro gobierno.

En una entrevista radial con el periodista Jorge Rial en Radio La Red, Larreta destacó que sus prioridades son el mejoramiento del servicio actual mediante la incorporación de más coches, el aumento del confort y la disminución de los tiempos de espera y la terminación de las obras en las líneas H y E.

Ante la consulta de si se encararía la construcción de la línea F en su gobierno, dijo: La línea F la vamos a proyectar. Recién… todavía ni siquiera está el proyecto, el proyecto en detalle […] Pero ahora tenemos dos en construcción para terminar, la H y la E”.

Tales expresiones implican una fuerte desautorización al titular de la empresa estatal por parte de Larreta, ya que la semana pasada Piccardo había dado notas periodísticas afirmando que “ya existe el diseño listo para licitar”, promocionando la línea que ha devenido en su proyecto estrella desde hace algún tiempo.

Lo cierto es que según informó la propia SBASE que preside Piccardo, los estudios preliminares para la elaboración del proyecto, a cargo de la consultora Systra, estarán listos recién en febrero de 2016, lo que no implica que se licite inmediatamente ni que su construcción empiece en breve, sobre todo si no existe voluntad política para ello, tal cual dejó en claro Rodríguez Larreta.

La quitada de piso en público al titular de SBASE torna verosímiles ciertas versiones que hablan de un Piccardo con un pie afuera del gobierno porteño. En todo caso, de continuar en su cargo por un tiempo más, es porque las autoridades no supieron encontrar a nadie que se haga cargo de la herencia de la gestión más larga y traumática que haya tenido la empresa desde su reorganización en la década del 90.

Comentarios