Desde el fin de semana, los trenes eléctricos llegan a Villa Elisa cada 30 minutos y cada City Bell cada hora. La inauguración estaba prevista para marzo, pero debió postergarse debido a los reclamos de los vecinos de Hudson y Pereyra, donde el tren no parará hasta que terminen las obras de elevación de andenes.

Tras la fallida puesta en marcha de marzo pasado, el servicio eléctrico de la línea Roca comenzó a llegar, desde este fin de semana, a Villa Elisa y City Bell.

El diagrama de servicios adoptado establece trenes que finalizan en tres estaciones distintas: Berazategui, Villa Elisa y City Bell. En el tramo Plaza Constitución – Berazategui las formaciones circulan con una frecuencia de 15 minutos. De esos servicios, unos pocos continúan a Villa Elisa (cada 30 minutos) y a City Bell (cada una hora).

La frecuencia no puede incrementarse debido a que aún no se han terminado las obras de la subestación eléctrica Quilmes, destinada a alimentar al ramal. De momento, los trenes reciben energía procedente de la subestación Temperley.

A su vez, cabe recordar que los trenes no se detienen en las estaciones Hudson y Pereyra, donde están ejecutándose obras de elevación definitiva de andenes desde principios de este mes. Justamente esas estaciones habían sido el foco del conflicto por el cual no se había podido inaugurar el servicio en marzo. Los vecinos, indignados porque el tren pasaba sin parar, cortaron las vías para reclamar que comenzaran las obras, demoradas por un desacuerdo presupuestario entre el Estado y la constructora Coninsa.

La ampliación de los servicios hasta La Plata y Bosques, en tanto, continúa siendo incierta y no tiene fecha oficial aún: dependería de la terminación de la subestación Quilmes.

Comentarios