Forman parte de la primera tanda de elementos necesarios para instalar el sistema de frenado automático de trenes, adquirido a Japón en 2016. Se instalará en todas las líneas ferroviarias del área metropolitana de Buenos Aires y se espera que esté plenamente operativo para 2019.

Un cargamento con 220 balizas de detección de trenes llegó este martes procedente de Japón al puerto de Dock Sud, ubicado en la localidad bonaerense de Avellaneda, para su instalación en las líneas ferroviarias del área metropolitana de Buenos Aires.

Los equipos forman la primera tanda de los elementos necesarios para instalar el sistema Automatic Train Stop (ATS) en los aproximadamente 1500 kilómetros de vías y las 280 formaciones que integran el sistema ferroviario metropolitano. Según la cartera que conduce Guillermo Dietrich, la colocación y puesta en marcha de este complemento de seguridad demandará una inversión de 250 millones de dólares y estará terminada para 2019.

De acuerdo a un comunicado difundido por el Ministerio de Transporte, el sistema se compone de tres elementos principales: las señales luminosas, las bobinas y las antenas receptoras. Estas últimas, ubicadas a razón de una por cada extremo de cada formación, detectan la información transmitida por las bobinas -que replican la que muestran las señales luminosas- y hacen que la computadora de a bordo detenga el tren en caso de que el conductor no respete las indicaciones para el tramo por el que circula.

Hasta el momento, se han realizado pruebas en las líneas Sarmiento, San Martín, Belgrano Sur y Mitre mientras que se procedió a adaptar los sistemas de señales ya operativos en el Roca, Mitre, Sarmiento, San Martín, Urquiza y Belgrano Sur para que sean compatibles con la nueva tecnología.

Funcionamiento del sistema ATS adquirido a Japón (Infografía: ministerio de Transporte de la Nación)

 

Comentarios