De acuerdo con cifras oficiales, la circulación de usuarios en transporte público se redujo hasta un 27% tras el endurecimiento de la cuarentena. El promedio diario de usuarios es similar al que había en la primera quincena de abril, rompiendo la tendencia lenta pero sostenida al alza que podía verse en las últimas semanas.

La circulación en transporte público en el Área Metropolitana de Buenos Aires se redujo considerablemente en la última semana, producto de la entrada en vigencia de una nueva etapa de la cuarentena en la que se intensificaron los controles.

En los primeros tres días del mes la utilización del transporte público se ubicó en torno al 17% de lo habitual, cifra que aumenta hasta el 20% en los fines de semana.

Según cifras oficiales del Ministerio de Transporte, la semana pasada se registró un promedio diario de 735.367 usuarios, lo que constituye “el promedio más bajo desde la primera quincena de abril”.

Estas cifras representan una caída del 27% con respecto a la semana anterior y hasta un 34% menos si se comparan los números del miércoles, jueves y viernes pasados con “los tres días entre el 10 y 12 de junio”. La caída no solo se dio en los días hábiles: el pasado sábado 4 de julio hubo un 22% menos de pasajeros que el sábado 27 de junio.

Las cifras muestran que se logró romper la tendencia al incremento de la circulación que, lenta pero sostenida, podía observarse en las semanas previas, acompañando la rehabilitación de algunas actividades económicas.

No obstante esto, la tendencia a la baja ya podía advertirse incluso en los días inmediatamente previos a la implementación de la nueva etapa del aislamiento, cuando un endurecimiento de la cuarentena se daba por hecho y se mencionaba públicamente el aumento de casos y de ocupación de camas de terapia intensiva.

Desde el ministerio explicaron que se encuentran realizando un monitoreo permanente de las cifras de circulación “con el objetivo de evitar aglomeraciones y prevenir la propagación del coronavirus” y enfatizaron que “únicamente los trabajadores de actividades esenciales, autorizadas en el DNU 297/20, pueden utilizar el transporte público en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) llevando siempre el permiso de circulación, el DNI, la SUBE y tapaboca obligatorio”.

A su vez, las autoridades recordaron que en las líneas Sarmiento y Mitre (ramal Tigre) los pasajeros deben viajar con reserva previa de lugar en sentido a Capital en la franja horaria de 6 a 10 los días hábiles.

Comentarios