La Ciudad contrató a Indra para instalar un sistema RFID que permita medir la frecuencia real de las formaciones del Subte en las cabeceras de las líneas A, B, E y H. Apuntan a mayor control sobre el operador y a mejorar la información al usuario en tiempo real.

El Gobierno de la Ciudad contrató la provisión de un sistema para medir la frecuencia de las formaciones de Subte en las estaciones cabeceras de las líneas A, B, E y H.

La licitación, que había sido convocada en diciembre pasado, fue adjudicada días atrás a la firma Indra, con un presupuesto de poco más de 13,5 millones de pesos. A la compulsa se habían presentado, además de la ganadora, las empresas BGH Tech Partner, Prominente, Rack2 y Soluciones Globales para la Construcción, siendo la oferta de Indra la más económica de las cinco.

Según se detalla en el Boletín Oficial, el contrato contempla “un servicio integral para el suministro, instalación y mantenimiento de un sistema de sensorizado mediante la utilización de tecnología de identificación por radiofrecuencia (RFID), para la medición de la frecuencia de las formaciones”.

Para esto, se instalarán dispositivos tanto en cada coche como en cada una de las estaciones terminales de las citadas líneas (Plaza de Mayo, San Pedrito, Alem, Juan Manuel de Rosas, Retiro, Plaza de los Virreyes, Las Heras y Hospitales).

Gracias a este sistema, se facilitaría la fiscalización del cumplimiento de servicios programados y, por lo tanto, se tornarían más fáciles de aplicar las penalizaciones en el caso de eventuales incumplimientos. En caso contrario, también se podría verificar si el operador sobrecumple las metas. La información recabada también se aplicaría para los sistemas de información al usuario, como la cartelería que informa el arribo del próximo tren.

La obra comenzaría en junio, de a una línea por mes, por lo que para septiembre estaría terminada.

La licitación excluye a la línea C, donde de acuerdo a fuentes oficiales será instalado más adelante (atendiendo a que actualmente está en obra la instalación de un sistema de señalamiento CBTC), y a la línea D, donde se utiliza un sistema instalado por la actual operadora Metrovías.

La obra es llevada adelante por la Dirección General de Gobierno Digital y Sensorización del Ministerio de Educación e Innovación, y no por Subterráneos de Buenos Aires (SBASE).

Comentarios