El diputado Sergio Abrevaya presentó un proyecto de ley para que el personal de salud domiciliado en la Ciudad pueda viajar gratis en transporte público. Apuntan a un "reconocimiento" a los trabajadores del sector, claves en la lucha contra el COVID, y a limitar los desplazamientos innecesarios. La gratuidad ya rige en otras ciudades del país.

El diputado Sergio Abrevaya (GEN) presentó en la Legislatura Porteña un proyecto de ley para que los trabajadores del sistema de salud de la Ciudad puedan viajar gratis en el transporte público.

La iniciativa establece que todas las personas con domicilio en la Ciudad que trabajen en el sistema de salud tendrán derecho a un boleto gratuito mientras dure la vigencia del régimen de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO). Un proyecto de similar tenor fue presentado por varios legisladores del Frente de Todos.

La propuesta busca realizar un “reconocimiento” a los trabajadores del sector, claves en la lucha contra la pandemia, y a su vez facilitar el acceso a sus respectivos lugares de trabajo.

A su vez, busca ahorrarle al personal del sector el desplazamiento para recargar la tarjeta SUBE, ya que muchas terminales de carga “se encuentran en locales comerciales que debieron cerrar sus puertas”, fundamenta Abrevaya.

Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) aún no se ha expedido acerca de la viabilidad de la iniciativa. Consultados por este medio, voceros de la empresa estatal declinaron formular comentarios oficiales al respecto.

El boleto gratuito para el personal de la salud ya aplica en otras ciudades del país, tales como Córdoba -donde la medida rige tanto para el transporte urbano como el interurbano-, La Plata y Comodoro Rivadavia. En todos los casos se trata de iniciativas que fueron motorizadas por el ejecutivo.

Más allá de esto, los trabajadores de la salud acceden a descuentos en los servicios de las empresas de transporte Uber y Cabify, que ofrecen una tarifa diferenciada más económica a quienes cumplan labores en el sistema sanitario. Una medida similar adoptó la petrolera estatal YPF, que brinda un descuento del 15% en la carga de combustibles.

Cabe recordar que el transporte público, que actualmente transporta a una fracción mínima de su capacidad, está destinado únicamente al traslado de los trabajadores de actividades y servicios esenciales.

Comentarios