Transferirán tres trenes Materfer a la línea E

Los coches habían sido retirados de servicio de la línea A y se espera que complementen en el corto plazo a los deteriorados coches GEE. Para la línea E no se planea incorporación de nuevo material ni coches con aire acondicionado.

Una formación Fiat Materfer de cuatro coches se encuentra a prueba en la línea E para ingresar al servicio regular en breve, informó la empresa operadora Metrovias a enelSubte. El tren está siendo sometido a diferentes pruebas dinámicas y estáticas para evaluar su correcto funcionamiento además de configurar el sistema ATP, que ya traen instalado de cuando funcionaban en la línea D, a los parámetros operativos de la línea E.

Metrovias también informó que una segunda formación se encuentra ya en reparación general (RG) en las instalaciones del taller Polvorín, en el barrio porteño de Caballito, y que pronto se realizarán dichos trabajos en una tercera formación con el objetivo de incorporarlas al servicio de manera gradual durante el primer semestre de este año. A diferencia de lo ocurrido en las otras líneas, estas tareas no incluyen la instalación de aire acondicionado, por lo que la línea E seguirá siendo la única de la red en no contar con dicha comodidad.

La decisión de incorporar estas formaciones obedece al preocupante estado en el que se encuentran los trenes GEE, incorporados paulatinamente al servicio a partir de 1964, que presentan averías de diferente gravedad con cada vez más frecuencia.  De acuerdo a fuentes de la línea E, Subterráneos de Buenos Aires desistió continuar con las RG a este modelo y optar, en su lugar, por reemplazarlos o, al menos, complementarlos, con los Fiat Materfer. De esta manera, estos coches regresan a la línea donde comenzaron a rodar en junio de 1980.

Otra opción que habían contemplado tanto SBASE como Metrovias era incorporar formaciones “Siemens Schuckert Reconstruidos (SSR)” por EMEPA a la línea E, aunque este plan ha sido puesto en pausa por el momento. Estos trenes, que a pesar de las modificaciones no dejan de ser unidades con más de 80 años de servicio a cuestas, circularon en las líneas A y H en años recientes y no arrojaron los resultados esperados. Además, al ser más pesados que los GEE se convertirían en un serio problema para la deteriorada infraestructura de vías de la línea E, hoy en proceso de renovación.

Desde la empresa operadora señalaron también que, al no estar terminado el taller Lacarra –ubicado en superficie tras la estación Plaza de los Virreyes–, no pueden circular porque “funcionan sí o sí de cinco coches”. Si bien los andenes de la línea E miden entre 106 y 109 metros de largo –con excepción de los de la estación Varela, de 140 metros de largo– y, por lo tanto, no deberían presentar problemas para que quepan formaciones de cinco y de seis coches, por el momento se optó por continuar con la utilización de trenes de cuatro coches.

Comentarios