Reporte de obra: extensión línea E

Correo Central y Catalinas, terminadas en un 100% de obra civil y arquitectura. Retiro, en un 95%. Restan terminaciones en los últimos 30 metros de la cola de maniobras. Roggio colocará las vías aprovechando la ejecución de la renovación de vías en el tramo operativo de la línea E. Aún faltan obras de potencia y señalamiento: prevén apertura para fines de 2016 o inicios de 2017.

La extensión de la línea E desde su actual cabecera en Bolívar, frente a la Plaza de Mayo, y la terminal ferroviaria de Retiro enfrenta su “recta final”. El tramo adicionará tres estaciones y dos combinaciones a la sub-utilizada línea: Correo Central, donde combinará con la línea B, Catalinas y Retiro, donde combinará por segunda vez con la línea C y las terminales ferroviarias de las líneas Mitre, Belgrano Norte y San Martín.

La obra, que está a cargo del gobierno nacional, es de capital importancia para la conectividad de la zona del Bajo y de la red en general. La misma se encuentra en un avanzado porcentaje de ejecución: un 95% de la obra civil en general se encuentra terminada.

Las estaciones Correo Central y Catalinas, en lo que respecta a obra civil y arquitectura, están terminadas en un 100%, mientras que Retiro, que oficiará como nueva cabecera de la línea, está terminada en un 95%. La cola de maniobras se encuentra prácticamente terminada, restando únicamente la gunita final en los últimos 30 metros de la misma.


Vistas del lobby (arriba) y el entrepiso de la estación (abajo)

Fuentes de la obra revelaron a este medio su satisfacción por la ausencia de inconvenientes con filtraciones, algo especialmente delicado debido a la zona donde se emplazan los túneles, entre la barranca y los suelos de relleno propios de un terreno ganado al río.

Todos los accesos a las futuras tres estaciones se encuentran terminados, aunque restan detalles, exceptuando el que comunicará a la estación Retiro “E” con el lobby de la terminal ferroviaria Retiro-Mitre.


Uno de los pasillos de acceso a la estación Retiro E.

Otra de las novedades es que las vías serán colocadas por Roggio en el marco de la renovación de vías de la línea E entre el paragolpe Bolívar y Plaza de los Virreyes, que fuera licitada por SBASE en mayo de 2013. Aunque administrativamente no forma parte de la misma obra, será el Gobierno de la Ciudad quien se haga cargo de la inversión, de 70 millones de pesos.

De acuerdo con SBASE, las obras civiles y la instalación de las vías finalizarán para el último trimestre de 2015. No obstante, aún no se han licitado las obras de potencia, señalamiento e instalación de escaleras mecánicas.

Piccardo reveló que la empresa estatal porteña está en conversaciones con el Ministerio del Interior y Transporte de la Nación para decidir los pasos a seguir. En todo caso, estiman que de prosperar las licitaciones, la obra demorará no menos de 30 meses y será habilitada entre 2016 y 2017.

Comentarios