enelSubte visitó la obra de la estación Facultad de Derecho, que tiene fecha de inauguración prevista para mayo próximo. Será la primera estación de la red en contar con iluminación natural integral. El cruce bajo Figueroa Alcorta, un desafío. La cola de maniobras bajo la playa ferroviaria y la Villa 31 ya está en sus fases finales.

enelSubte visitó días atrás la obra de la estación Facultad de Derecho, futura terminal norte de la línea H, gracias a la invitación de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE). La estación tiene fecha de entrega para marzo y será habilitada al público en mayo del año próximo, confirmó este jueves el Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta. Se estima que la estación beneficiará a unos 40 mil pasajeros diarios.

La estación

La estación será la primera de la red en contar con iluminación natural integral y contará con un único acceso que dará a una plaza seca integrada al Centro de Convenciones que se encuentra ubicado en sus inmediaciones. Esto responde a la tendencia inaugurada por otras estaciones de la línea H como Las Heras o Parque Patricios.

Según explicaron fuentes de la obra, “se unificó el proyecto de arquitectura con el Centro de Convenciones, que ya estaba en ejecución”. En ese acceso de la plaza seca se ubicarán locales gastronómicos y comerciales que serán administrados por SBASE.

La estación propiamente dicha está estructurada en dos niveles (vestíbulo y andén). Una de las novedades es que los dos vestíbulos están ubicados en unos puentes de estructura metálica que se encuentran suspendidos de la losa de techo. No contará con molinetes tradicionales sino con las modernas puertas GATE como las instaladas en el nuevo acceso a Constitución.

Los andenes son laterales y totalizan 190 metros de largo, 110 de los cuales son para servicio y los 80 restantes son un anexo para dependencias e instalaciones operativas tales como baños, vestuarios y salas de descanso (acordes para una estación terminal y para una dotación de tráfico de alrededor de cien personas), salas de ventilación (inyección y extracción), sala de señales, comunicaciones, centro de potencia, transformadores (uno para la estación y otro para los locales comerciales), sala de incendio, etcétera, que se encuentran repartidas entre ambas plataformas.

Como en toda obra nueva, la estación contará con facilidades para personas con movilidad reducida (escaleras mecánicas, ascensores) desde el nivel de calle hasta el nivel de andén.

El sistema de ventilación trabaja con inyección de aire con conductos bajo andén y extracción en la parte superior. En condiciones normales, la ventilación de confort trabaja al 20% de su potencia y sólo opera a máxima capacidad en situaciones de emergencia tales como un incendio.

El túnel y la cola de maniobras

El cruce de la avenida Figueroa Alcorta supuso un desafío para los ingenieros de SBASE y para las compañías constructoras (UTE Techint – Dycasa). El túnel de la línea H pasa por encima de un conducto cloacal de gran tamaño (3,5 metros de diámetro) que corre por debajo de Figueroa Alcorta y, a su vez, pasa por debajo de una gran cantidad de conductos de servicios (agua, electricidad, gas y comunicaciones).

Particular aspecto del túnel en el cruce de Figueroa Alcorta.

La presencia de todas estas interferencias provocó que el túnel tuviera que ser encajado “con calzador”, al decir de un ingeniero de la obra, entre los conductos superiores e inferiores, y obligó a emplear una metodología constructiva especial (side drift), por lo que la morfología del túnel en el cruce de Figueroa Alcorta es sumamente diferente al resto de la línea. Si bien podría haberse hecho a cielo abierto, esto hubiera provocado grandes afectaciones al tránsito vehicular de la avenida, por lo que esta metodología fue descartada.

En el proyecto se previó la posibilidad de que en el futuro una segunda línea de Subte pase por el lugar. Los responsables de la obra mencionaron a la línea F, que podría tener cabecera en el lugar de prosperar el cambio de traza impulsado por el Gobierno.

Obras en el tímpano de la cola de maniobras.

En este sector, además, las vías irán montadas sobre placa de hormigón y no sobre balasto, como en el resto de la traza. Habrá aparatos de vía tanto en el sector de ingreso a la estación (desde Las Heras) como en la parte posterior, lo que permitirá operar con un andén o ambos, de acuerdo con las necesidades operativas del momento.

En el sector posterior a la estación, el túnel describe una pendiente de 1,5 (lo máximo que se pudo, según los ingenieros) para ingresar al sector de cola de maniobras, que fue excavado bajo la parrilla ferroviaria sin causar disrupción alguna en el tráfico de trenes. El tímpano, actualmente en fases finales de excavación, se encuentra ubicado bajo la Villa 31, pasando la calle Padre Mugica.

En Facultad de Derecho también se realizó la obra civil para una subestación, la cuarta con la que contaría la línea H. Sin embargo, el equipamiento eléctrico todavía no será colocado: según explicó uno de los ingenieros de la obra, la subestación adicional sólo será necesaria “en la medida en que se complete la flota con todas las formaciones que faltan y se extienda la línea” a Sáenz, una obra que –tal como anticipó este medio días atrás– todavía no comenzó.

Comentarios