El presidente de SBASE asistió a un congreso en Brasil, en representación de ALAMyS, y presentó un Plan de Modernización del Subte donde se establecen brevemente algunas metas e inversiones para los próximos cuatro años: modernización de señales, ventilación forzada y mejoras en la frecuencia, entre otras prioridades.

El presidente de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), Juan Pablo Piccardo, participó la pasada semana de la 21° Semana de la Tecnología Metroferroviaria, organizada por la Asociación de Ingenieros y Arquitectos de Brasil. La máxima autoridad de la empresa estatal asistió en representación de la ALAMyS, Asociación Latinoamericana de Metros y Subterráneos, de la cual es vicepresidente primero.

alamyspiccardo

Dentro de uno de los paneles, titulado “El avance metroferroviario en América Latina”, Piccardo presentó un Plan de Modernización del Subte, donde se establecen ciertos lineamientos y metas que guiarán la acción de la empresa durante los próximos cuatro años. Completaron el panel de expositores el Gerente Comercial de Metro de Santiago, Álvaro Caballero, y el Director de Administración de Alstom Brasil, Marco Contín.

De acuerdo con el documento, se plantea bajar los tiempos de espera a un promedio de 2:20 minutos en 2019, a la vez que para ese año se buscará cumplir una meta de 1.800.000 pasajeros transportados por día hábil. Entre otras previsiones, se apuntará a bajar la edad promedio del parque rodante y a que los ingresos por boletería cubran en un 75% los costos de la red, reduciendo la dependencia de recursos del Fondo Subte.

Asimismo, se detallan brevemente algunas obras de modernización para el período 2015 – 2019, entre ellas: sistemas de señales (ATO para las líneas A y B y CBTC para las líneas C, D y H), reformas en talleres, repotenciación de subestaciones, instalación de ventilación forzada, entre otras.

Aunque no formaba parte de la ponencia, se pudo ver en la presentación un extraño mapa de una ¿futura? red, que incluye una extensión de la línea C a Ciudad Universitaria, un ramal de la línea E a Constitución, la línea F desviada a la Facultad de Derecho y un ramal de la línea G a Colegiales, entre otras propuestas.

Por último, la presentación destaca ciertos aspectos de la gestión actual, como la incorporación de coches, la puesta en valor de estaciones, el agregado de nuevas obras de arte, la refacción de las galerías del Obelisco, entre otras obras.

Comentarios