Esta mañana la empresa concesionaria les pidió a los pasajeros que abandonen un tren luego de 15 minutos de espera. Las personas reaccionaron violentamente y debió intervenir la policía desalojando la estación. El servicio ya se normalizó.

Las nuevas estaciones de subtes de la línea B no tienen paz. Cuando parecía que los conflictos habían quedado atrás, esta mañana una inusual falla alteró la tranquilidad de los pasajeros que esperaban partir para iniciar su día.

De acuerdo al relato de los testigos, cerca de las 8:20 personal de la empresa Metrovías informó que la formación que estaba detenida en la estación no iba a realizar el recorrido habitual. Minutos más tarde, los pasjeros fueron obligados a dejar la terminal, la cual fue cercada por un gran operativo policial. 

La vocera de la empresa Metrovías informó que la concesionaria decidió suspender el servicio de una formación porque se corroboró que “se había quedado sin tracción”. “Minutos después la línea quedó normalizada”, indicó.

En las redes sociales hay varios testimonios que indican que muchos pasajeros reaccionaron violentamente y causaron algunos destrozos menores cuando fueron obligados a desalojar la estación, ubicada en la intersección de Triunvirato y Roosvelt, en el barrio porteño de Villa Urquiza.

Uno de los pasajeros afectados, declaró en radio La Red: “Estuvimos 20 minutos sentados adentro del subte, esperando que salga y de golpe nos sacaron a todos de la formación sin explicaciones y nos pidieron que dejemos la estación”. “Hubo personas que empezaron a romper todo”, relató.

Algunos pasajeros empezaron a golpear una máquina del sistema SUBE y llegaron a volcarla horizontalmente. La estación Rosas funcionó ayer con horario normal por primera vez desde su inauguración tras un prolongado conflicto gremial. Durante una maniobra en una de las cocheras, dos vagones saltaron de las vías pero el inconveniente fue rápidamente subsanado. 

Esta nueva cabecera y la terminal Echeverría eran esperadas por los vecinos de Villa Urquiza y los usuarios del Ferrocarril Mitre desde hace varios años, cuando se habían realizado las obras. Finalmente la inauguración se realizó hace un mes y desde ayer puede utilzarse a horario completo. Tras los inconvenientes, la línea B funciona nuevamente con recorrido completo. 

Comentarios