SBASE ordenó instalar calcos en las puertas manuales de los trenes usados de la línea B para informar que ese mecanismo, al que llama "apertura diferencial", ahorra energía. Así, intentan justificar de cara al público la compra de material rodante incompatible.

Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) ha ordenado instalar una peculiar gráfica en las puertas de los coches usados CAF 6000, adquiridos de segunda mano al Metro de Madrid y que costaron tanto como coches cero kilómetro. En los adhesivos puede leerse “La apertura diferencial ahorra energía”.

El calco llamó la atención de muchos usuarios en las redes sociales, quienes remitieron la foto a este medio.

En apariencia, el anuncio intenta justificar de cara al público la incorporación de material rodante con puertas semiautomáticas, una tecnología no utilizada en el Subte y poco adecuada para una línea de alto tráfico como la B –la más utilizada del Subte, donde deben abrirse todas las puertas en todas las estaciones–, pero que es tan sólo una de las tantas incompatibilidades de estos coches con la línea.

La apertura manual fue uno de los aspectos más criticados por los usuarios ni bien los coches fueron puestos en funcionamiento. De hecho, en los primeros meses de servicio, las manijas que accionan el mecanismo de apertura han presentado desperfectos en varias ocasiones.

Ninguno de los coches con aire acondicionado que funcionan en la red de Subte posee puertas manuales, aún los más modernos: ni los CNR de la línea A, ni los Alstom reformados de la línea D, ni los nuevos Alstom de la línea H. Tampoco ocurre eso en los ferrocarriles metropolitanos, donde los CSR de las líneas Mitre, Sarmiento y Roca, que tienen aire acondicionado, abren todas sus puertas en todas las estaciones.

Dado el alto tráfico de la línea B, todas las puertas se abren en todas las estaciones y el pretendido ahorro se diluye.

Ahora, SBASE intenta aprovechar el contexto de sensibilización de la opinión pública por los incrementos de las tarifas eléctricas y la necesidad de reducir el consumo doméstico, para ensayar la enésima justificación para la peor compra de la historia del Subte: las puertas manuales ahorran energía.

Comentarios