La Ciudad confirmó que dos "Brujas" estarán restauradas para el Centenario. Harán un servicio turístico, pero resta definir los días horarios en que lo harán. Los restantes cinco coches y el Preston N° 2 serán entregados el próximo año.

El Gobierno de la Ciudad anunció que en diciembre próximo serán entregados dos coches Brugeoise completamente restaurados. Se trata de los primeros coches de un lote de siete unidades Brugeoise y un UEC-Preston que gozan de protección patrimonial gracias a la ley 2796, sancionada por la Legislatura Porteña en 2008 y cuya restauración fue encarada a partir de una licitación lanzada por SBASE en julio pasado.

La empresa “Listo Soluciones” quedó a cargo de los trabajos, que se están realizando desde principios de octubre en el taller Polvorín, aunque algunos elementos están siendo tratados en Adrogué (paneles de madera grandes) y San Telmo (objetos metálicos pequeños), en el taller del orfebre Juan Carlos Pallarols.

El equipo a cargo de las tareas de restauración quedó conformado por los arquitectos María Elena Mazzantini y Pablo Pinelli, el propio Pallarols, Pablo Piserchia (de la Asociación Amigos del Tranvía, encargado de la parte electromecánica), con la coodinación general a cargo del magíster Tomás Palastanga por Subterráneos de Buenos Aires.

Desde la empresa estatal confirmaron que los coches, una vez restaurados, brindarán un servicio turístico-cultural entre las estaciones Plaza de Mayo y Plaza Miserere. No obstante, resta definir los días y horarios en que se realizará. Según se esbozó en oportunidades anteriores, sería fuera del horario de servicio comercial.

Según destacaron los responsables de la restauración, la estructura de roble se halla en buenas condiciones, no detectándose maderas podridas. Se les practicaron tratamientos contra incendio y de preservación contra hongos e insectos. Se reemplazaron los pisos y los vidrios de las ventanillas por otros laminados inastillables, por seguridad.

En tanto, tras el revés judicial, SBASE anunció el envío de un proyecto a la Legislatura para definir el destino de los restantes 78 coches, que se encuentran estacionados en el Taller Mariano Acosta del Premetro y cuya condición patrimonial fue garantizada por una medida cautelar.

Los coches Brugeoise, con más de 99 años de servicio ininterrumpido, fueron retirados del servicio comercial en enero de este año. Esta medida motivó el cierre de la línea A por casi dos meses. Su reapertura, en marzo, fue realizada con modernos coches CNR de fabricación china. El coche UEC-Preston, uno de los cuatro que llegaron a nuestro país, fue radiado a fines de la década del 70 y recuperado gracias al trabajo de la Asociación de Amigos del Tranvía (AAT). Esta unidad fue expuesta el pasado año en Tecnópolis donde, merced a las inclemencias del tiempo, varios componentes se deterioraron, tal como informara oportunamente este medio.

Comentarios