Hace 32 años un coche UEC-Preston condujo a diputados y personalidades políticas desde el Congreso Nacional hasta la Casa Rosada, en el contexto de asunción del presidente Raúl Alfonsín. El día en que la democracia recuperada viajó en Subte.

El 10 de diciembre de 1983, hoy hace 32 años, los argentinos asistíamos a la recuperación de una democracia que había sido arrebatada por la dictadura militar iniciada el 24 de marzo de 1976, autodenominada Proceso de Reorganización Nacional.

A diferencia de otras oportunidades en que los civiles accedían al gobierno por medio del voto popular, la sociedad argentina tenía ahora la convicción de que no sería un retorno transitorio a la vigencia de la constitución, sino la conquista plena y definitiva del régimen democrático. El gobierno que Raúl Alfonsín asumiera hace ya 32 años se ocuparía entonces de consolidar esta joven democracia.

Los diputados y senadores que ese día entraban en funciones, luego de siete años de clausura del Congreso Nacional, se trasladaron hasta la Casa de Gobierno de una forma particular y hasta el momento no imitada.

Uniformados custodian el coche 3, que trasladó a los dignatarios desde el Congreso a la Casa Rosada.

El encargado de transportar a los representantes desde la sede del legislativo hasta Plaza de Mayo fue un coche United Electric Car fabricado a principios de la década de 1910 en Preston, Gran Bretaña. Uno de los cuatro que fueron adquiridos por la Compañía de Tranvías Anglo-Argentina para la línea A y que fueron radiados hacia fines de la década del 70.

Así, gracias al Subte, los diputados y senadores pudieron asistir a la toma de posesión de los atributos del primer presidente de nuestra democracia reciente, poniendo fin a siete años de autoritarismo. Una nueva Argentina estaba a punto de comenzar.

El coche, identificado con el número “3”, si bien estaba retirado del servicio comercial regular, había sido restaurado por la estatal Subterráneos de Buenos Aires para eventos especiales y exhibido como coche patrimonial de la empresa en la Avenida Nueve de Julio con ocasión del 70° aniversario de la red, celebrado el 1° de diciembre de ese año, junto a una dupla de modernas unidades Fiat-Materfer de fabricación cordobesa.

Hoy este coche ha sido restaurado (con mayor profundidad, procurando devolverle su aspecto original) por la Asociación de Amigos del Tranvía. En ocasión de conmemorarse aniversarios tales como el Bicentenario de la Revolución de Mayo o el centenario del Subte el 1° de diciembre de 2013, el coche fue puesto en circulación en el circuito tranviario de Caballito para disfrute del público.

Comentarios