Desde el sábado 15 dejó de correr el servicio General Pico - Santa Rosa. Había sido implementado en agosto pasado a raíz de la suspensión temporal de los trenes a La Pampa, por las inundaciones. La provincia se quedó sin trenes de pasajeros.

La provincia de La Pampa ya no cuenta con servicios ferroviarios de pasajeros: desde el pasado sábado 15 las nuevas autoridades a cargo de la Operadora Ferroviaria del Estado decidieron la cancelación del servicio que unía las ciudades de General Pico y Santa Rosa.

El servicio regional entre ambas ciudades se prestaba desde agosto pasado, cuando el temporal que azotó la provincia de Buenos Aires ocasionó destrozos en la traza ferroviaria principal por la que circulaba el tren Once – General Pico, que continúa prestando servicio pero apenas acortado hasta Chivilcoy.

Si bien se está trabajando en la reparación de los puentes dañados, nada asegura que una vez rehabilitados vuelva a circular el tren de pasajeros, puesto que la vía sirve principalmente al transporte de cargas.

La suspensión del tren preocupa en La Pampa: fue nota de tapa del principal diario de esa provincia.
La suspensión del tren preocupa en La Pampa: fue nota de tapa del principal diario de esa provincia este lunes.

En ese contexto, el servicio de coche motor que circulaba entre Catriló y Santa Rosa fue extendido hasta General Pico, decisión que fue celebrada entonces por las autoridades municipales de esta última ciudad, quienes incluso llegaron a manifestar su interés por el agregado de frecuencias durante la semana.

“Le pedimos al ministro [de Transporte, Guillermo Dietrich] que ese servicio interno, que corría los sábados y domingos, empiece a correr los lunes y los viernes: vamos a luchar a fondo desde el municipio y desde el Gobierno pampeano para volver a tener el tren de pasajeros“, dijo el viceintendente de Gral. Pico y presidente de la Asociación Trenes de La Pampa, José Osmar García.

La cancelación de este servicio se suma a la de los regionales en la provincia de Entre Ríos, a la paralización de las obras de renovación de vías a Rosario y Mar del Plata y a las sendas campañas de comunicación emprendidas por medios afines al gobierno contra los trabajadores ferroviarios, el Tren del Valle y el Metrotranvía de Mendoza. Un panorama poco alentador.

Comentarios