Randazzo acusó al gobierno de frenar la expansión ferroviaria por el lobby automotor

El ex ministro de Transporte aseguró que la expansión de los servicios ferroviarios de pasajeros se debe a fuertes presiones de las cámaras empresarias de transporte automotor. Aseguró que "hay que meterle frecuencia" a los trenes a Mar del Plata y Rosario y cuestionó a los críticos del material rodante chino.

El ex ministro Florencio Randazzo reapareció tras un prolongado período de silencio el domingo pasado en la prueba de los trenes eléctricos de la línea Roca hasta City Bell y acusó al gobierno de haber frenado el proceso de expansión y recuperación ferroviaria de pasajeros iniciado durante su gestión.

De acuerdo con el ex titular de Interior y Transporte, existen presiones de las cámaras que nuclean a los empresarios de transporte automotor de pasajeros para impedir el desarrollo de los trenes de pasajeros. “No puede ser que el tren no siga a Rosario, tienen la vía nueva, tienen los trenes nuevos: hay una presión de las cámaras automotores, ésta es la realidad”.

Y continuó: “Se termina la obra y ¿qué tienen que hacer? Meterle frecuencia“, en referencia a la falta de diversificación de la oferta del corredor a Rosario, para el que su gestión había previsto un diagrama de siete servicios diarios y que desde hace dos años es cubierto con una única frecuencia diaria, con horarios muy poco competitvos. “Con el tren a Mar del Plata pasa lo mismo”, dijo el ex funcionario. “Está la vía y están los trenes”, afirmó, aunque reconoció dificultades. Ambas obras habían sido encaradas con gran energía durante su gestión y llegaron a habilitarse renovados servicios antes de que las obras finalizasen.

No obstante, tras el cambio de gobierno el ritmo de los trabajos se ralentizó. A la necesidad de recambiar una buena cantidad de durmientes fallados de fábrica se sumó una sostenida subejecución presupuestaria. Los trenes a Mar del Plata continúan interrumpidos a pesar de que el ministro Dietrich había prometido su restablecimiento para la temporada de verano.

“Imaginate el que viaje a Rosario o Mar del Plata. ¿Qué va a elegir? No jodamos muchachos, elige el tren“, evaluó. “Si el país se quiere desarrollar necesita ferrocarriles”, dijo en una velada crítica al gobierno actual, que no sólo canceló el Plan Quinquenal que su gestión le legó a Dietrich, sino también descartó sumar nuevos servicios de larga distancia.

Además, se permitió cuestionar a quienes criticaban la adquisición de material rodante de origen chino: “Decían ‘son una porquería’, mirá qué porquería son, acá están los trenes”, dijo en diálogo con los trabajadores ferroviarios. La gestión de Marcelo Orfila, en tanto, busca abrir el mercado del material rodante a otros jugadores que no sean de origen chino.

Comentarios