Trenes Argentinos Operaciones suspendió sin aviso el servicio metropolitano de Resistencia. Extraoficialmente hablan de "mal estado de las vías". Sin embargo, el Gobierno se negó a incluir la renovación de este ramal en el Plan Belgrano. Indignación en el Chaco.

La aplicación de la premisa “trenes de pasajeros para Buenos Aires y de carga para el Interior del país, que el gobierno tomara como rectora de su política ferroviaria, parece marchar viento en popa.

A los recortes en los servicios regionales de Córdoba y Neuquén y al virtual cierre de ramales en la provincia de Entre Ríos, la semana pasada se sumó un nuevo tren regional cancelado. Se trata del servicio metropolitano de Resistencia, capital de la provincia del Chaco, que circula entre Puerto Tirol y Puerto Vilelas.

El servicio urbano de trenes desapareció y nadie dio una explicación a los usuarios“, explicó el diario Norte, de Resistencia, este lunes. El matutino refirió a “varias esperas inútiles en los andenes” y advirtió sobre la nula comunicación a los pasajeros.

La razón extraoficial que trascendió alude “al mal estado de las vías”. Si bien la empresa se habría comprometido a realizar reparaciones livianas en los tramos más comprometidos, en el Chaco advierten que “todavía no pusieron fecha para el reinicio del recorrido”. Otros trascendidos, de los que se hicieron eco los medios locales, hablan de desperfectos técnicos en las formaciones.

El estado de la infraestructura de vías de ese ramal (el C3 del Ferrocarril Belgrano) es desde hace tiempo motivo de quejas de las autoridades chaqueñas, que deseaban que su renovación fuese incorporado dentro del Plan Belgrano. Sin embargo, desde el gobierno nacional habían aclarado que no lo incluirían, ya que únicamente se harían obras en aquellos ramales que sirvieran a trenes de carga. El C3 es utilizado únicamente por trenes de pasajeros, por lo que no es considerado prioritario.

El servicio había estado suspendido durante varios meses el año pasado, debido a demoras en la puesta en marcha de los cochemotores Materfer que se habían adquirido durante la gestión de Randazzo para ese servicio. Durante ese tiempo, la Nación se había desentendido de la operación y presionaba para su transferencia a la órbita provincial. Ante el fracaso de ese intento y la puesta en marcha de los cochemotores, el servicio se reanudó finalmente en julio pasado. Sin embargo, las gestiones corrieron por cuenta de los gobiernos provincial y municipal.

Comentarios