Los nuevos trenes CSR comenzaron a circular, intercalados con los viejos Toshiba, en el ramal a Alejandro Korn de la línea Roca. Era el último ramal de esa línea que todavía no había recibido trenes nuevos. Buena recepción del público.

En las últimas semanas comenzaron a circular los nuevos trenes CSR en el ramal a Alejandro Korn de la línea Roca, el único ramal electrificado que hasta el momento no había recibido estas formaciones.

Su puesta en marcha obedece a avances en la instalación de los equipos de ATS (Automatic Train Stop) de abordo en este material rodante, tarea que está a cargo de técnicos de Ferrocarriles Argentinos y de la compañía japonesa Nippon Signal –la misma empresa que había estado encargada de la fabricación y puesta en marcha de la señalización instalada con la electrificación de la década del 80–.

La fabricación de este equipamiento había sido contratada durante el año pasado, durante la gestión del ex ministro Florencio Randazzo. Cabe señalar que esta contratación es diferente de la que busca extender el sistema ATS al resto de las líneas metropolitanas, acordada recientemente por las actuales autoridades y encargada a la misma empresa.

Estos mismos avances en la obra permitieron que, hacia fines del pasado mes de julio, pudiera comenzar a prestarse servicio con trenes CSR en el ramal a Ezeiza, tal como informó oportunamente este medio. Hasta ahora, los trenes CSR sólo prestaban servicios en los ramales a Claypole (desde julio del año pasado) y a Quilmes (desde febrero de este año), servicio que en junio fue extendido hasta Berazategui.

Según informó el Ministerio de Transporte, un total de seis formaciones ya se encuentran operando en los ramales Ezeiza y Korn.

La circulación de formaciones cero kilómetro fue muy bien recibida por los pasajeros, quienes expresaron su satisfacción en las redes sociales. Particularmente, su puesta en funcionamiento beneficia a los usuarios de las estaciones Adrogué, Burzaco, Glew, Longchamps, Guernica y Alejandro Korn.

Desde esta última estación los usuarios podían combinar con los servicios locales a Chascomús, que se habían revelado particularmente exitosos en los fines de semana, alentando el turismo local. Sin embargo, su circulación fue suspendida el pasado mes de julio, luego de que Trenes Argentinos alegara cuestiones de seguridad operativa.

Comentarios