SBASE confirmó que las estaciones Córdoba y Las Heras de la línea H serán abiertas al público entre los últimos días de noviembre y los primeros días de diciembre, mientras que Santa Fe se inaugurará recién en marzo del año próximo. La extensión había sido prometida para mayo pasado.

Subterráneos de Buenos Aires confirmó que las estaciones Córdoba y Las Heras de la línea H tienen prevista su apertura para los días finales del próximo mes de noviembre o, de mediar algún contratiempo, la primera quincena de diciembre. En tanto, la estación Santa Fe -que se encuentra entre las dos anteriormente nombradas- será habilitada recién en marzo del año que viene, lo que implicará que los trenes pasen por ella sin observar parada por varios meses.

El presidente de SBASE, Juan Pablo Piccardo, señaló en declaraciones a Perfil que “Creemos que es un tiempo lógico y razonable habilitar tres estaciones en poco más de cuatro años”, un pálido consuelo para un gobierno que llegó prometiendo la construcción de diez kilómetros de Subte al año.

Cabe recordar que al iniciarse las obras se había prometido la inauguración de seis estaciones y no de tres. De ellas, Plaza Francia fue reubicada en Facultad de Derecho y postergada para 2017, Sáenz aplazada debido a complicaciones en el terreno y más tarde a una modificación en la traza de la línea H y Nueva Pompeya directamente suprimida por la Legislatura Porteña, a propuesta de SBASE.

Pese a que el número total de estaciones originales se redujo, lo que permitió concentrar esfuerzos en Córdoba, Santa Fe y Las Heras, las obras sufrieron contratiempos que obligaron a reprogramar varias veces la habilitación de las paradas. Se las había anunciado para mayo de este año, fecha que luego se pospuso para julio y más tarde para septiembre, sin que en ninguna de ellas pudiera concretarse la habilitación.

La última especulación -que las estaciones se abrirían antes de las elecciones presidenciales de este mes- quedó sepultada con las declaraciones de Piccardo. Asimismo fue variando la postura acerca de si Santa Fe sería abierta con las otras dos o si tardaría algunos meses más en habilitarse.

La obra -a cargo de la UTE Techint-Dycasa bajo modalidad llave en mano– estuvo bajo control directo de SBASE hasta incios de 2013, cuando la misma fue transferida al Ministerio de Desarrollo Urbano, que conduce Daniel Chaín.

El material rodante

Los coches que servirán a la extensión de la línea H son los recientemente llegados Alstom fabricados en Brasil, cuya primera formación ya fue trasladada al flamante Taller Parque Patricios para iniciar su período de pruebas estáticas y dinámicas. La primera formación debe recorrer 2000 kilómetros antes de ser puesta en servicio.

Estos coches habían sido encargados a Alstom hace más de tres años, pero su fabricación y llegada al país se demoró ampliamente respecto a lo inicialmente previsto.

Comentarios