SBASE lanzó una licitación para instalar ventilación forzada en Alem, Carlos Pellegrini y Ángel Gallardo. Además, acondicionarán la ventilación actual de Uruguay, Callao y Pasteur. Las demoradas obras permitirán bajar la temperatura en túneles y estaciones.

Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) lanzó el llamado a licitación 194/16 para dotar de un nuevo sistema de ventilación a las estaciones Leandro N. Alem, Carlos Pellegrini y Ángel Gallardo de la línea B. Esta contratación se complementa con la adecuación de la ventilación existente de las estaciones Callao, Uruguay y Pasteur (licitación 191/16).

Con estas medidas se da el puntapié inicial para realizar las demoradísimas obras de ventilación de la línea B, donde se registran elevadas temperaturas en andenes y estaciones producto de la incorporación de trenes con aire acondicionado sin previa adaptación de la infraestructura.

La línea B fue, históricamente, la peor ventilada de la red debido a las particularidades de su construcción. La situación se agravó en los últimos años por la negligente obstrucción de algunos respiraderos y la incorporación de los polémicos coches CAF 6000. El calor emanado por los equipos de refrigeración no encuentra escape alguno, por lo que esto redunda en mayores temperaturas.

Según relevó meses atrás el diario La Nación, en el vestíbulo de Carlos Pellegrini se registraban hasta 31° cuando en la superficie hacían unos 15°. En ese transitado punto de la red se encuentran instalados una gran cantidad de locales gastronómicos concesionados por SBASE que tienen una gran cuota de responsabilidad en el calor generado.

El inicio de estas obras había sido anticipado en mayo pasado por el entonces presidente de SBASE, Juan Pablo Piccardo, quien renunció al cargo la semana pasada, dejando como lastre para sus sucesores la situación crítica de la línea B.

El plazo de la obra es de 18 meses a partir de su adjudicación, por lo que se estima que no estará terminada sino hasta mediados de 2018. Considerando que el resto de las estaciones aún no fueron licitadas, es de esperar que el nuevo sistema de ventilación no estará operativo en la totalidad de la línea sino hasta 2019, tal como fuera anticipado por este medio tiempo atrás.

A diferencia de la mayoría de las contrataciones de la era Piccardo, que eran realizadas por la gerencia de Planeamiento (a cargo del ing. Mariano Cermesoni), esta licitación es llevada adelante por la Gerencia de Compras y Contrataciones, cuyo titular, Mario Spadotto (ex miembro del directorio de Alstom), ingresó este año a SBASE.

Se trata de la primera gran obra que encarará en el Subte la gestión de Rodríguez Larreta, quien curiosamente había afirmado durante la campaña electoral que las obras de ventilación de la línea B ya estaban finalizadas, cuando en rigor de verdad, nunca se habían comenzado.

Comentarios