Intendentes reclaman por el tren y Vidal advierte que el regreso “será gradual”

Jefes comunales de la UCR, el FPV, el FR y hasta del PRO reclaman a los gobiernos nacional y provincial el retorno del servicio. Se inició el proceso de traspaso a la Nación pero no hay información oficial sobre la fecha ni modalidad en que se repondrá. Ayer Vidal dio la primera precisión: volverán aquellos con mayor "impacto social".

Desde que la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal decidiera el cese inmediato de todos los servicios que prestaba la Unidad Ejecutora del Programa Ferroviario Provincial (Ferrobaires) se suceden los reclamos de intendentes bonaerenses de distintos signos políticos por el retorno del tren a sus distritos.

Miguel Lunghi, Daniel Capeletti y Héctor Gatica, intendentes radicales de Tandil, Brandsen y Bragado respectivamente; o los peronistas Alfredo Fisher y Hugo Corvatta, de Laprida y Saavedra, son sólo algunos de los mandatarios comunales que en los últimos días reclamaron a los gobiernos nacional y provincial el retorno de los servicios perdidos. En Bahía Blanca el Concejo Deliberante resolvió directamente pedir al intendente Gay, del PRO, que reclame a Vidal por el servicio. La ciudad portuaria es una de las más afectadas, porque era cabecera de servicios diarios de los que sólo queda en pie uno semanal, el tren vía Lamadrid que presta desde 2015 Ferrocarriles Argentinos.

Luego de ganarle la pulseada al ministro Guillermo Dietrich, que busca provincializar todos los servicios ferroviarios fuera del Gran Buenos Aires, la gobernadora logró que los corredores que operaba Ferrobaires sean transferidos a la empresa ferroviaria nacional. Esta semana se puso en marcha un proceso de traspaso de 180 días que estaba de hecho pendiente desde 2007, cuando el entonces gobernador Solá firmó un convenio para devolver la concesión provincial a la Nación.

Sin embargo, no hay ninguna fecha cierta para la reposición de los servicios cancelados y las autoridades nacionales no han dado información oficial al respecto. Si el ministro Dietrich cumple con el convenio firmado en 2007, allí Nación y Provincia se comprometieron a asegurar la continuidad de todos los servicios concesionados a Ferrobaires.

María Eugenia Vidal dio acaso ayer la primera precisión al respecto: dijo que el regreso “será en función del impacto social, reabriendo las localidades más urgentes” y que presenten mayor demanda. “Se ha demostrado que las condiciones de seguridad de Ferrobaires no estaban dadas para que la empresa siguiera operando y eso llevó a la suspensión”, destacó, justificando nuevamente el por qué del cierre de los servicios de la ya ex operadora bonaerense.

Comentarios