Vamos Juntos se negó a debatir un proyecto que expresaba "preocupación" de la Legislatura por el hallazgo de asbesto en los trenes comprados de segunda mano al Metro de Madrid de la línea B. Días atrás habían bloqueado un pedido de informes por la situación. Otro proyecto pide que el titular de SBASE y el ministro Moccia concurran a la Legislatura a dar explicaciones.

El pasado jueves el bloque oficialista volvió a negarse a debatir en la Legislatura Porteña sobre la situación de los trenes con asbesto de la línea B. Días atrás, cabe recordar, el oficialismo había rechazado aprobar un pedido de informes presentado por el diputado Recalde sobre esta misma cuestión.

El legislador Carlos Tomada (UC) había presentado sobre tablas un proyecto para que el legislativo local expresara “preocupación” por el hallazgo del material cancerígeno en los trenes comprados de segunda mano al Metro de Madrid, cuyo tratamiento fue rechazado por Vamos Juntos.

El Gobierno de la Ciudad está preocupado por el tema. Es un asunto sensible y consideramos que prontamente sea tratado en las comisiones”, se defendió el jefe de bloque de Vamos Juntos, Agustín Forchieri.

En su alocución, Tomada -exministro de Trabajo bajo cuya gestión se reconoció a la AGTSyP como sindicato- también criticó el fallo de la Corte Suprema que le quitó a ese gremio la personería y se la devolvió a la UTA.

Los CAF 5000 fueron retirados de servicio preventivamente el mes pasado luego de que Metro de Madrid admitiera la presencia de amianto en los coches y que se reconocieran dos enfermos por asbestosis en España. Los CAF 6000, en tanto, fueron inspeccionados en su país de origen donde se encontró ese material en al menos un coche. Tras un paro de Subte realizado el martes pasado, SBASE anunció que se creará una comisión para descartar que los trenes de ese modelo contengan ese peligroso material. 

Piden que Moccia y De Montmollin vayan a la Legislatura

El legislador del Partido Obrero Gabriel Solano presentó un proyecto para interpelar en la Legislatura Porteña al presidente de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), Eduardo de Montmollin, y al ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia, en cuya cartera orbita la empresa estatal.

El hallazgo de asbesto en las formaciones CAF 5000 y CAF 6000 del metro de Madrid constituye un atentado gravísimo contra la salud de trabajadores y usuarios de la línea B de subterráneos”, aseguró el diputado. “Enturbia más el tema, el hecho de que esas formaciones […] requirieron reformas millonarias para su adaptación. No es sólo la contaminación del material lo que debe ser investigado, sino también las transacciones turbias de los funcionarios y el Gobierno que las realizó”, puntualizó. Ambas flotas fueron adquiridas bajo la gestión del actual presidente Mauricio Macri como Jefe de Gobierno y del expresidente de SBASE Juan Pablo Piccardo, recientemente designado como funcionario de la Provincia de Buenos Aires.

Comentarios