El Ministerio de Transporte desechó la renovación de vías entre Buenos Aires y Tapiales, reemplazándola por el mantenimiento pesado de la actual infraestructura entre Presidente Illia y Villa Madero. En este sector, los rieles tienen entre 50 y 60 años de antigüedad. ¿Freno al proceso de inversión en la históricamente olvidada línea?

El gobierno ha decidido desechar el plan de renovación de vías de la línea Belgrano Sur, sustituyendo esta obra por una de mucho menor porte: el “tratamiento mecanizado pesado” en el tramo cuyas vías se encuentran en peor estado.

Según reporta Crónica Ferroviaria, la nueva obra consiste en un simple mantenimiento de las vías (cambio de durmientes, ajuste de fijaciones, agregado de balasto y tratamiento mecanizado pesado) entre las estaciones Presidente Illia y Villa Madero.

Con esto quedaría descartada –o en el mejor de los casos, postergada– la renovación integral de vías (que incluía el recambio de durmientes de madera por durmientes de hormigón) en el tramo Buenos Aires – Tapiales, obra que había sido proyectada durante el anterior gobierno. Gran parte de los rieles de este sector, que es el que se encuentra en peor estado de toda la línea Belgrano Sur, data de hace 50 o 60 años.

La línea Belgrano Sur, históricamente una de las más relegadas del área metropolitana, había experimentado en el último tiempo un fuerte proceso de inversiones, que incluyó la reconstrucción de todas sus estaciones –actualmente en obra– y la entrada en servicio de material rodante cero kilómetro de origen chino (cochemotores CNR), cuya totalidad aún no ha sido puesta en marcha.

A ese proceso palpable se sumaban anuncios vinculados con la extensión de la línea por ambos extremos a Marcos Paz y Plaza Constitución y hasta la posible electrificación de la línea en el mediano plazo, proyectos que, excepción hecha de la construcción de la estación Sáenz elevada y la extensión a Constitución (ahora considerada en el marco de la última etapa de la RER), parecen haber quedado en el tintero.

Comentarios