El Banco Interamericano de Desarrollo otorgó un crédito de 400 millones de dólares para electrificar la línea San Martín entre Retiro y Pilar. El Estado aportará 122 millones más. Renovarán vías en toda la línea exceptuando el nuevo viaducto que se está construyendo entre Palermo y Paternal y construirán nuevos talleres y una subestación.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó recientemente el crédito mediante el que se financiará la electrificación de la sección urbana de la línea San Martín entre Retiro y Pilar.

El monto total de la obra asciende a unos 522 millones de dólares, de los cuales el BID aportará casi un 80% (400 millones) y el Estado nacional los 122 millones restantes.

El proyecto aprobado comprende la electrificación integral de la línea de Retiro a Pilar con catenaria aérea flexible a 25 kV (la misma tecnología empleada en la línea Roca), la construcción de una subestación para abastecer a la línea, nuevo señalamiento (ATS japonés, no cubierto por el crédito) y comunicaciones y renovación de vías y aparatos de vía entre Retiro – Palermo y Paternal – Pilar. El tramo de Palermo a Paternal quedó excluido debido a que allí ya se está construyendo un viaducto elevado. Otras de las obras contempladas son la construcción de un taller de mantenimiento y alistamiento liviano de la playa de Alianza y la reforma de la estación Pilar, de donde partirán los servicios diésel a Cabred.

Una vez electrificada, en la línea San Martín circularán unidades eléctricas múltiples (EMU) que reemplazarán al actual material diésel y remolcado. Esto permitirá elevar las velocidades promedio de los actuales 39 km/h a 47 km/h, tal el promedio de velocidad de la línea Roca. En consecuencia, el tiempo de viaje entre cabeceras se reducirá de 88 a 68 minutos. Cabe recordar que a principios de este año el gobierno había anunciado intenciones de lanzar una licitación para la compra de trenes eléctricos compatibles con esta tecnología.

Una de las particularidades de la obra es que será licitada bajo la modalidad “llave en mano”, es decir que habrá un único contratista encargado de la ejecución de todas las obras asociadas al proyecto. Según consta en el documento del BID, la decisión fue tomada a consencuencia de las dificultades y contratiempos en la electrificación del ramal a La Plata de la línea Roca -también financiada por el BID-, donde se hicieron licitaciones separadas para cada parte de la obra, que quedaron a cargo de múltiples compañías.

Si bien los llamados a licitación -a cargo de la Unidad Ejecutora Central del Ministerio de Transporte (UEC)- aún no se han oficializado, se espera que se publiquen en el corto plazo.

Las negociaciones entre el Estado nacional y el BID para lograr financiamiento para electrificar el San Martín habían comenzado en 2015, cuando el entonces ministro de Transporte, Florencio Randazzo, sostuvo reuniones en Washington en tal sentido. Inclusive, en ese entonces, se había explorado la posibilidad de un acuerdo con corporaciones chinas para encarar la obra. A su vez, la obra había sido contemplada en el Plan Quinquenal de Ferrocarriles Argentinos como proyecto prioritario. Más atrás en el tiempo, en la década del 80, se había acordado realizar las obras (entre Retiro y Mercedes) con una empresa de la extinta Unión Soviética, algo que finalmente no prosperó.

Comentarios