Se inauguraron los renovados talleres ferroviarios de Mechita, donde la compañía rusa Transmashholding desembolsó 3 millones de dólares. Las instalaciones fueron cedidas por ADIF. El taller comenzará pronto a trabajar: recibirá coches y locomotoras de la línea San Martín para reparar.

Los talleres de Mechita fueron reinaugurados el pasado viernes, con la realización de un acto oficial del que participaron el presidente Mauricio Macri, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y el presidente de Trenes Argentinos Infraestructura, Guillermo Fiad, entre otras autoridades.

Las instalaciones del taller ferroviario se encuentran a cargo de la empresa TMH Argentina, subsidiaria de la rusa Transmashholding, que el año pasado anunció la apertura de una filial en el país.

La firma alcanzó en diciembre pasado un acuerdo con Trenes Argentinos Infraestructura (ADIF), quien le transfirió “de forma provisoria y por el lapso de 3 años” la gestión del taller y la playa de maniobras adyacente, que eran parte de la concesión de la ahora extinta Ferrobaires. TMH se comprometió a mantener a la planta laboral afectada (unas 30 personas) y desembolsó tres millones de dólares para la rehabilitación de las instalaciones, inactivas desde hace siete años. 

La locomotora que pudo verse en la presentación del remozado taller es, de hecho, una máquina que pertenecía a Ferrobaires: la EMD GT-22 “9083”, que estuvo en actividad hasta el cierre de la empresa provincial.

Los trabajos realizados consistieron en la realización de una “puesta en valor” que incluyó “el desmalezado, la refacción de galpones, cobertizos y depósitos y la instalación de alambrados, instalaciones eléctricas y de agua, más el acondicionamiento de los espacios para las oficinas”. La chatarra hallada en el lugar fue clasificada por ADIF y parte de ella fue subastada en línea.

La reactivación de Mechita no tardará en llegar: TMH Argentina ganó recientemente su primera licitación, que contempla la realización de “mantenimiento preventivo mediano” a 24 locomotoras diésel CSR SDD7 y a 160 coches CSR remolcados de la línea San Martín. Buena parte de las tareas de mantenimiento de ese material será realizada en Mechita.

La reactivación en Mechita (y en Junín, de la mano de la china CRRC) contrasta fuertemente con la crisis que atraviesan otras empresas vinculadas al ferrocarril en el país. Por caso, el año pasado cerraron los talleres de Pérez, que eran administrados por una empresa del grupo Emepa, y el mes pasado fue tomada por despidos la planta de Materfer en Córdoba.

Comentarios