17 de febrero de 2018

Especial 10 años

El efecto FEMESA

Dejar caer y deteriorarse el servicio y descuidar el mantenimiento como política deliberada para mostrar el contraste posterior y promocionar la privatización. Pasó en los ferrocarriles y en el Subte antes de la concesión, en la línea A en el último año de operación de los Brugeoise y ahora en la línea B para justificar el negociado con el Metro de Madrid.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

DESTACADOS

 

El sur de Madrid protesta por el mal estado de la línea de Subte que lo recorre

Un informe del Ministerio de Fomento español reveló serios defectos en la infraestructura, cuyo deterioro disparó las quejas de los usuarios. Por el mal servicio, evalúan exigir que se cobre la mitad de la tarifa. El caso de la línea E madrileña.

1500 obreros chinos arman vías en una nueva estación en 9 horas de trabajo

Los trabajos se ejecutaron en un récord de 9 horas y demandaron el esfuerzo de 1500 trabajadores ayudados por siete trenes de obra y 23 excavadoras.