Desde este mediodía se encuentran habilitados el viaducto de la línea Mitre ramal Tigre y la estación Belgrano C. Luego de tres meses, los trenes vuelven a llegar a Retiro. Lisandro de la Torre continuará en obra. La elevación de la traza, que elimina ocho pasos a nivel y abre cuatro nuevos cruces, demandó una inversión de 130 millones de dólares.

Tal como se había anunciado, este mediodía tuvo lugar el acto inaugural del viaducto de la línea Mitre ramal Tigre.

La inauguración se llevó a cabo en la flamante estación Belgrano C y contó con la presencia del Presidente de la Nación, Mauricio Macri, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich y el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, entre otros funcionarios.

El nuevo viaducto tiene casi cuatro kilómetros de extensión y discurre entre las avenidas Dorrego, en Palermo, y Congreso, en Núñez. La obra contempló la construcción de dos estaciones elevadas: la mencionada Belgrano C, habilitada desde hoy al mediodía, y Lisandro de la Torre, cuya construcción continuará en los próximos meses.

Vestíbulo de la estación Belgrano C

Gracias a la elevación de la traza ferroviaria se eliminaron ocho pasos a nivel (calles Olleros, La Pampa, Sucre, Juramento, Mendoza, Olazábal, Blanco Encalada y Monroe) y se abrieron cuatro nuevos cruces en calles que antes estaban cortadas por las vías (Roosevelt, Echeverría, Virrey del Pino y José Hernández).

El viaducto demandó una inversión cercana a los 130 millones de dólares, que fueron financiados en parte por la venta de terrenos ferroviarios y en parte por toma de deuda. Tal como reconoció el presidente Macri en su discurso, el proyecto venía estudiándose desde 2013 junto a los viaductos del San Martín y el Belgrano Sur. La obra fue licitada hacia fines de 2016 y, tras la adjudicación a la UTE Roggio-Chediack, las obras comenzaron en mayo de 2017.

Comentarios