Este jueves comenzó la "marcha blanca" de trenes eléctricos en el viaducto de la línea Mitre (ramal Tigre). Las pruebas dieron resultados satisfactorios y aseguran que la obra se inaugurará en "una semana o diez días". Retoques finales en la estación Belgrano C.

El viaducto de la línea Mitre (ramal Tigre) entró en etapa final y restan sólo días para su inauguración.

Este jueves por la tarde se dio comienzo a la etapa final de pruebas dinámicas, o «marcha blanca», con la circulación por sus propios medios de formaciones eléctricas. Esto fue posible gracias a la energización del tercer riel y los avances en tareas de bateo y alineación de las vías, que ya quedaron aptas para circular.

Según pudo saber este medio, las pruebas, que continuaron durante la jornada del viernes, dieron resultados satisfactorios.

En las últimas semanas se habían realizado las pruebas de carga -con cuatro locomotoras diésel eléctricas- y las pruebas de gálibo, con una formación eléctrica CSR remolcada por una locomotora.

Este viernes por la tarde, autoridades nacionales y porteñas participaron de una de las pruebas. El Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anticipó que el viaducto se inauguraría en el plazo de «una semana a diez días», período en el cual continuarían desarrollándose más pruebas.

La estación Belgrano C, de hecho, ya se encuentra prácticamente terminada y los operarios encaran por estas horas los últimos retoques para que quede habilitada. Distinto es el caso de la estación Lisandro de la Torre, que viene bastante más demorada y cuya construcción continuará una vez que se restablezca el tráfico de trenes, tal como explicó este medio días atrás.

El viaducto tiene casi 4 kilómetros de extensión, entre el Hipódromo y Núñez, y demandó una inversión cercana a los 130 millones de dólares, financiados en parte por la venta de terrenos ferroviarios y en parte por toma de deuda. El principal objetivo de la obra era la eliminación de ocho pasos a nivel y la apertura de cuatro nuevas calles que se encontraban cortadas por la vía. A nivel ferroviario, esto redunda en una mayor seguridad y regularidad, a la vez que permite aumentar la frecuencia a futuro.

Cabe recordar que la construcción de los viaductos de las líneas Mitre, San Martín y Belgrano Sur venía discutiéndose desde 2014. La licitación fue lanzada finalmente hacia fines de 2016 y, tras la adjudicación a la UTE Roggio-Chediack, las obras comenzaron en mayo de 2017. A mediados de ese año, enelSubte había revelado en exclusiva el diseño del viaducto. Finalmente, en febrero pasado, el ramal Tigre comenzó a funcionar con servicio limitado hasta Núñez para permitir la apertura de las nuevas calles y la conexión entre el viaducto y el tramo actualmente operativo.

Comentarios