El pasado sábado fue vandalizada una formación en la estación Bolívar de la línea E, aproximadamente entre las 5 y las 6:30 de la mañana. Ni la seguridad ni los empleados vieron nada, pese a que en el lugar hay cámaras de seguridad. La ola de vandalismo había frenado en el último tiempo.

Luego de que en los últimos meses disminuyera significativamente la presencia de grafitis y pintadas en los trenes del Subte, una formación volvió a ser víctima del vandalismo. En este caso, en la línea E.

Según pudo saber este medio, uno o más individuos ingresaron a la estación Bolívar el pasado sábado por la mañana -en un horario que se ha estimado entre las 5 y las 6:30 de la mañana- y procedieron a realizar una pintada sobre un coche CAF-GEE de esa línea, identificado como UM 14, sobre el andén 2. IMG-20151017-WA0005

Según explicó un trabajador a este medio, “el maniobrista que entró a las 5 no lo vio pintado, y para cuando entró el de las 06:30 ya estaba así”. La Policía Metropolitana inició una investigación, tomando declaración a este último maniobrista, aunque pocos fueron los datos que pudo aportar.

Pese a que la estación Bolívar cuenta con cuatro cámaras de seguridad en los andenes, fue imposible dar con los vándalos ya que quienes monitorean las cámaras de seguridad “no vieron nada”, confió la misma fuente.

Cabe destacar que desde el inicio de las tareas de limpieza exterior de las formaciones y el endurecimiento de las persecuciones contra los grafiteros -lo que llevó a una importante serie de detenciones durante 2014-, la ola de actos vandálicos contra coches e instalaciones de la red se redujo considerablemente. Algunos de los grafiteros detenidos alcanzaron acuerdos extrajudiciales con SBASE para realizar jornadas de limpieza en reparación de sus actos.

Comentarios