La línea estuvo sin funcionar entre las 8:30 y las 13:30. Mientras que Metrovías sostiene que fue por un paro declarado por Metrodelegados, el gremialista Néstor Segovia desmintió a la empresa afirmando que la interrupción se debió a un pasajero accidentado y recalcó que "nosotros no paramos".

La línea C estuvo interrumpida desde las 8:35 hasta pasadas las 13:30 de este jueves.

De acuerdo con la empresa operadora Metrovías, la interrupción se debió a una medida de fuerza gremial llevada adelante por la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP) tras la realización de una asamblea en el Taller Constitución, en la que los delegados habrían impedido la incorporación de un empleado de limpieza por no ser afín al gremio. En protesta por la situación, los gremialistas se habrían arrojado a las vías, impidiendo el tránsito de las formaciones.

En tanto, el Secretario General Adjunto de la AGTSyP, Néstor Segovia, desmintió la versión de la empresa y aseguró que “no paramos ni nos tiramos a las vías. No es un paro sorpresivo“. “La empresa tiene miedo de decir que hubo un accidente y se rompió un vidrio. Acá hay un pasajero que se cortó las venas. La gente bajó a las vías para cagarnos a palos y no había nadie […] lo que pasó es que se rompió un vidrio [de un coche, ver foto] y un pasajero se lastimó, se cortó las venas. Ahí informan por altavoz que la línea estaba parada por problemas técnicos y la gente no cree que hay un accidente sino que piensan ´gordo hijo de puta paraste otra vez´. Lo viví en carne propia. Lo que más bronca me da es que la empresa usa esto para mentir”, expresó, visiblemente enojado, el gremialista.

En el marco de la interrupción del servicio, los pasajeros descargaron su bronca contra las boleterías, donde hubo pequeñas escaramuzas que derivaron en la rotura de otros cristales.

nagoyavidrio3

Comentarios