La justicia hizo lugar a una medida cautelar presentada por Alejandro Franco, ex director de SBASE, respecto al material rodante. Hay incertidumbre por los actos de mañana. El ministro Schiavi afirma que se inaugura de todos modos.

Según informó a última hora de hoy miércoles el diario Perfil en diálogo con Alejandro Franco, la justicia porteña dio lugar a la medida cautelar que impide la puesta en funciones de la línea H este jueves a las 10 de la mañana, tal como lo habían confirmado varios funcionarios de máximo nivel del Gobierno de la Ciudad.

Todo estaba absolutamente listo. Incluso las agendas oficiales contemplaban la asistencia a este evento de trascendencia para el transporte urbano. Sin embargo, a última hora la justicia falló a favor de la denuncia presentada días atrás por Franco, quien fuera uno de los directores de Subterráneos de Buenos Aires S.E. hasta su destitución el 1 de octubre, días después de anunciar públicamente que Metrovías no ejerce los correctos controles de mantenimiento a la flota.

El subterráneo, como servicio público, para funcionar “requiere un protocolo de aprobación, de observación de calidad”, contó Franco. El ex funcionario manifestó que “tenemos que ser muy celosos, más con los antecedentes inmediatos que tenemos, en prestar atención a las alarmas y a los controles; tenemos que cumplir la formativa sobre seguridad, calidad y confiabilidad.

Finalmente, Franco aseveró que Metrovías nunca hizo partícipe del control al Ente Regulador de Servicios Públicos de la Ciudad, organismo que recién ahora tomará parte del control de las formaciones. Claro que ese control será sólo en la línea H, la única bajo jurisdicción directa de la Ciudad y su empresa Subterráneos de Buenos Aires.

Por otro lado, esta misma tarde el director del Ente Regulador de Servicios Públicos de la Ciudad, Miguel Von Rozemberg, afirmaba que “salvo detalles como por ejemplo pintura o limpieza, que estimo serán subsanados en estas horas, aparentemente están dadas las condiciones para que empiece a circular normalmente, más aún si tenemos en cuenta que la CNRT y SBASE han dado su visto bueno técnico para que funcione”.

Sin embargo, este mismo funcionario de la Ciudad Autónoma ya ponía en tela de juicio la inauguración: “si bien no nos ha llegado al Ente ninguna confirmación oficial de la firma del acuerdo entre la Nación, Ciudad y Metrovías, ni tampoco vimos que se publicara en Boletín Oficial la autorización para circular, si mañana finalmente se pone en marcha la línea H el Ente Regulador estará presente con los controles habituales” afirmó.

En consecuencia, pese a que estaba todo listo para que el Jefe de Gobierno Jorge Telerman y otros funcionarios de primera línea encabezaran la inauguración, el fallo establece en palabras de Franco que “hasta tanto no se resuelvan los problemas observados la línea H del subte no puede funcionar”.

Sin embargo, pasadas las 22 el ministro de Obras Públicas del gobierno de Telerman, Juan Pablo Schiavi, afirmaba al diario Clarín que la inauguración tendría igualmente lugar “porque sólo falta un papel que no se pudo presentar hoy porque la notificación del juez llegó tarde. Pero la seguridad de los vagones está garantizada, y mañana el servicio empieza a funcionar, eso lo puedo confirmar“.

La documentación que reclamaba la justicia sería presentada a las 9 horas del jueves, apenas abra el juzgado, para poder realizar el acto público 60 minutos más tarde. Qué pasará finalmente lo dirán las horas.

Comentarios