En pleno viaje y ante la mirada atónita de los pasajeros, realizaron la ceremonia a bordo del transporte público.

Una inusual boda se celebró en el Metro de Nueva York, Estados Unidos , para sorpresa de los usuarios de este masivo medio de transporte.

Ocurrió en uno de los vagones de la Línea N del metro, donde Hector Irakliotis, de 26 años, y Tatyana Sandler, de 25, se casaron a su paso por el puente de Manhattan que conecta la isla con Brooklyn.

Como era de esperarse, a la lista de amigos y el sacerdote, se le sumó una fila de curiosos y pasajeros. El vagón, por supuesto, estaba decorado con cintas blancas.

La novia de origen ucraniano e impecablemente vestida de blanco caminó hacia el improvisado altar sujetando un ramo de flores azules acompañada de la música que sonaba desde el teléfono que un invitado sostenía a modo de altavoz. Ahí la esperó el novio, con su respectivo traje, y se dieron el ansiado Sí.

Por Infobae

Comentarios