El Gobierno de la Ciudad intenta vencer los obstáculos políticos y económicos producto de las complicadas situaciones nacional e internacional. Se inciaron conversaciones con países vecinos. China promete inversiones.

Ante la negativa surgida en las negociaciones con el Banco Interamericano de Desarrollo, entidad que según el gobierno porteño otorgaría el crédito de 2500 millones de dólares necesarios para la expansión de la red, se inició la búsqueda por otros frentes.

Hace varias semanas que el Ministerio de Hacienda baraja varias propuestas de algunas empresas extranjeras interesadas en invertir en los subterráneos porteños. También llegaron propuestas de un país vecino, a través de una empresa privada. Incluso, hace algunas horas llegaron anuncios desde China en el viaje que Mauricio Macri lleva adelante en gigante asiático, anunciando promesas de inversión.

Lo cierto es que, aún sin nada concreto, el Gobierno brasilero le ofreció al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires la financiación de las obras necesarias para la expansión de la red de subtes a través de la empresa privada Engevix, con casa matriz en el mismo país.

Esta empresa constructora tuvo a su cargo numerosas obras en el Metro de San Pablo, como así también en otras áreas de transporte de pasajeros. Si bien no se especificó el Banco que sería de intermediario en la deuda a contraer, la propuesta está en los despachos de la Ciudad.

Asimismo, una comitiva que viaja en estos momentos junto al Jefe de Gobierno se encuentra en tratativas con inversionistas chinos en búsqueda de financiación a cambio de la adjudicación de las obras a empresas de su país, algo similar a la propuesta brasilera.

El holding chino Citic, experimentado en materia de transportes y en especial en metros y trenes de altas prestaciones, es una de las empresas con quien la comitiva ha conversado intensamente en el día de ayer. Citic fue quien tiempo atrás le ofreció a la Secretaría de Transporte de la Nación equipar de moderno material rodante al subte porteño.

El ministro de Desarrollo Económico de la Ciudad, Francisco Cabrera, fue parte del gabinete porteño que tuvo reuniones en busca de seducir a empresarios asiáticos para lograr el cometido que promete ser el eje de la gestión actual.

“Citic provee máquinas de equipamiento vial y tecnología de alta gama para la comunicación y señalización de subtes y disponen de una línea de financiamiento a 12 años que les otorga el Banco de Exportación de China, lo que les permite ofrecer precios más competitivos que los inversores europeos”, explicó Cabrera.

Si bien por el momento no existe ninguna certeza en las propuestas, y las gestiones están en el mismo nivel que en mayo de 2007, lo único cierto por ahora es que el desvelo del ejecutivo porteño es, sin duda, conseguir financiamiento para la expansión de la red de subtes.

Comentarios