Una formación Fiat Materfer que fue recientemente refaccionada y se incorporó ayer a la línea A, sufrió desperfectos en los frenos en su primer día de servicio y debió evacuar a sus pasajeros en la estación Miserere.

Recientemente se le realizó la Revisión General (RG) a la formación Fiat Materfer nomenclaturada “U”, la cual fue retirada de la línea D para reforzar la frecuencia en la línea A, ante la inminente inauguración de las estaciones San José de Flores y San Pedrito. 

En su primer día de servicio, la unidad presentó problemas en los frenos y debió ser evacuada en la estación Miserere. Ante el tenso clima que se percibe en la red de Subtes, el Motorman dio rápido aviso al PCO sobre el inconveniente y decidió informarle a los pasajeros que la formación se encontraba fuera de servicio y abandonar de inmediato la estación ya que algunos pasajeros se dirigían a la cabina para increpar al conductor. La formación fue enviada a la cochera a la espera de su revisión.

Desde la remoción improvisada de los trenes La Brugeoise en enero pasado, pocos días después de que el Gobierno de la Ciudad asumió formalmente el control de la red, la línea A quedó sólo con nueve trenes CNR de fabricación china adquiridos por el Gobierno nacional y algunos pocos Fiat-Materfer que ya circulaban por la línea antes de su cierre. La falta de trenes obligó al GCBA a transferir más trenes Fiat desde la línea D, y a retomar el contrato de reforma de los trenes Siemens-Schuckert que se encontraban abandonados a su suerte en los talleres de Emepa en Chascomús y de Alstom en La Plata.

Comentarios