Las pruebas se hicieron entre Abbey Wood y Plumstead. Es la primera vez que uno de los nuevos trenes construidos por Bombardier ingresa por sus propios medios a la nueva línea, que se inaugurará por etapas a partir de diciembre.

Uno de los trenes de la Elizabeth Line, nombre con el que se conocerá al servicio que circulará por el proyecto Crossrail, circuló días atrás a modo de prueba y por sus propios medios entre Abbey Wood y Plumstead, en el sudeste de Londres.

El viaje inaugural de una flamante formación en la Elizabeth Line es un hito en uno de los proyectos de infraestructura más ambiciosos jamás construidos en el Reino Unido”, afirmó el ministro de Estado para el Departamento de Transportes, Jo Johnson, en declaraciones a la prensa británica.

El ensayo se realizó unos días después de que comenzaran las pruebas en la nueva estación subterránea de Paddington, uno de los puntos más importantes de la nueva línea en tanto permitirá combinar con servicios ferroviarios y otras cuatro líneas de Subte, y continuarán hasta que los servicios comerciales a Abbey Wood -en el sudeste de Londres- se inauguren por etapas a partir de diciembre de 2018.

Representación de una estación del tramo subterráneo de la futura línea Elizabeth (copyright Crossrail Ltd)

De acuerdo a las autoridades, la nueva infraestructura -conocida como Crossrail debido a que fue concebida originalmente como un ferrocarril que uniría los suburbios y el aeropuerto de Heathrow pasando por el centro de Londres al estilo del RER de Paris- permitirá que más de 200 millones de pasajeros viajen por los 41,84 kilómetros de nuevos túneles, que incrementarán la capacidad del sistema ferroviario londinense en un 10 por ciento.

El proyecto Crossrail consiste en unir líneas ferroviarias existentes a través de un túnel ferroviario por la zona central de Londres con el propósito de reducir la congestión de líneas del Tube, en particular de las líneas Central -identificada con el color rojo y que se superpone con la mayor parte del nuevo trazado- y Piccadilly -de color azul y la única del Tube en llegar a Heathrow-.

Plano de la línea Elizabeth (Copyright Crossrail Ltd)

A principios de 2016, se decidió que Crossrail sería incorporado a la red del London Underground con el color violeta y que recibiría el nombre Elizabeth Line en homenaje a la reina Isabel II. Así, se convierte en la segunda línea de la red en llevar el nombre de una monarca británica luego de la inauguración de la línea Victoria en 1969. No obstante, sus características técnicas distan de ser similares a las del resto del Tube: túneles de gálibo ferroviario, captación de energía mediante catenaria y formaciones de especificaciones idénticas a la de los trenes de superficie locales la convierten en un recorrido único para los estándares británicos.

Comentarios