"De Sur a Norte por Jujuy" rememora con versos tangueros el tramo original de la línea H, inaugurada en 2007. La línea atraviesa Balvanera, San Cristóbal y Parque Patricios, viejos barrios del arrabal porteño.

Hoy día no cabe duda de que el tango es el ritmo porteño por excelencia. Transformado hoy en un recurso explotado por la industria turística instalada en Buenos Aires, su origen distaba tanto de tener reconocimiento social como potencial económico alguno.

Fue en los barrios del arrabal porteño y entre las clases menos favorecidas de la población donde comienza a surgir y hacerse popular ese ritmo. Algunos de esos barrios, como Balvanera, San Cristóbal y Parque Patricios son hoy recorridos por la línea H, inaugurada en 2007. 

Su recorrido original entre Once y Caseros motivó al autor Jorge Padula Perkins, nacido en Parque Patricios, a componer la letra de un inusual tango que, en la voz de Julio Rolón, le canta a la línea H: “De sur a norte por Jujuy” La composición, además de ser una obra poético-musical, tiene visos descriptivos y de reseña histórica.

La línea H es, desde el año 2003, conocida también como “Paseo Turístico-Cultural Subterráneo del Tango”. La ley 1024 de la Ciudad estableció además que la ornamentación de todas las estaciones debe estar relacionada con el tango y asignó a cada estación el homenaje a un artista en particular.

Pese a lo reciente de “De sur a norte por Jujuy”, la línea más nueva del Subte ya se ha extendido hacia el norte (Corrientes) y el sur (Parque Patricios y Hospitales), por lo que ya constituye en sí, una pieza musical histórica que será, seguramente con el tiempo, parte del patrimonio cultural porteño.

De sur a norte por Jujuy
Letra: Jorge Padula Perkins
 
Como un tajo
que le atraviesa el rostro a Buenos Aires
que corta por Jujuy de sur a norte
y vuelve por Jujuy de norte a sur
 
Así nace,
parido en son de tango acompasado
que va desde Pichuco hasta De Caro,
pasando por Fresedo, Azucena y Canaro.
 
Y alardea
en modernas pretenciosas estaciones
luminosas y con ambición de shoppings
ostentosas de escaleras y ascensores.
 
Se inaugura
con milonga, cotillón y firulete
el 18 de octubre de dos mil siete
y es noticia para toda la ciudad.
 
Caseros
recordando el tango bien arrabalero
con el que Julio De Caro daba ritmo
a los bailongos populosos de otro tiempo.
 
Inclán
Estación en que Azabache la cantora,
la Maizani de Palermo, soñadora
se da corte frente a frente con el tren.
 
Humberto Primo
donde está la última copa de Pirincho
y paseando por entre las madreselvas
de Canaro se combina en línea E.
 
Venezuela,
con nostalgias de escuchar su risa loca
donde Osvaldo Fresedo es quien convoca
desde el sueño que nació en La Paternal.
 
Once…
las manos del gordo Troilo sobre el fuelle
y es el bandoneón el dueño de la historia
con las voces de Rivero y Goyeneche.
 
Como herida
que se ha quedado corta con el corte
que va desde Caseros hasta Once
y de Once hasta Caseros, nada más.
 
Así empieza
así es como se inicia el subte hache,
gigantesco zanjón siglo veintiuno
que sueña con crecer por norte y sur.
 
Y se luce
con solo cinco paradas que relucen
en apenas poco más de veinte cuadras
orgulloso de su forma y su función.
 
Se inaugura
con milonga, cotillón y firulete
el 18 de octubre de dos mil siete
y es noticia para toda la ciudad.

 

Comentarios