El operario revisaba un pantógrafo de un coche GEE cuando recibió la descarga eléctrica que lo mató al instante. El sindicato dijo que no funcionaron los sistemas de corte automático del suministro eléctrico, y que la catenaria de la cochera no había sido desenergizada. Acusan a Metrovías por falta de seguridad en el trabajo.

El mecánico David Alfonso, de aproximadamente 40 años de edad, murió electrocutado esta mañana en la cochera Pavón al recibir una descarga de 1500 VCC de la línea aérea mientras realizaba tareas de mantenimiento a un pantógrafo de un coche GEE de la línea E.  El luctuoso episodio ocurrió alrededor de las 10 de la mañana de hoy y el cuerpo sin vida permanecía en el lugar de los hechos al momento de recibir este medio el comunicado de la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP) que informaba de lo sucedido.

En este momento, se encuentran allí peritos que investigan por qué la catenaria estaba energizada y por qué no se activaron los mecanismos de corte automático de corriente cuando Alfonso realizaba sus tareas.  Según fuentes sindicales, el accidente ocurrió debido a “una fuerte e innecesaria presión de parte de la jefatura para terminar los trabajos”.  Este hecho ocurrió justo en un dia en el que los trabajadores de la línea B realizaron una apertura de molinetes en reclamo de más trenes, personal y mejores condiciones de seguridad y de trabajo.

Los delegados Néstor Segovia y Juan Grippi se encuentran en el taller Constitución evaluando, junto a los trabajadores de dicha dependencia, si realizarán una conferencia de prensa esta tarde para informar lo ocurrido y denunciar las falencias de seguridad de sus ámbitos de trabajo.  En el comunicado entregado a la prensa, AGTSyP recordó que hace cuatro años Metrovías instaló treinta cámaras de seguridad en el taller Constitución y en la cochera Pavón para monitorear las reuniones sindicales que allí se desarrollaban en pleno conflicto por el pase a planta permanente de los trabajadores tercerizados.  Sin embargo, dijeron los gremialistas, de nada sirvieron para impedir episodios como el que acaba de ocurrir.

La cochera Pavón es un túnel que se extiende debajo de la avenida homónima en las inmediaciones del taller Constitución, adyacente este a la cabecera de la línea C.  Había sido construído por la Compañía Hispano Argentina de Obras Públicas y Finanzas (CHADOPyF) en 1938 como parte de la traza original de la línea E entre Constitución y Parque Chacabuco, aunque fue abandonado en favor de una traza alternativa que describe una fuerte curva desde Constitución hasta la esquina de San José y avenida San Juan.  El tramo construido bajo Pavón, de unos 200 metros de largo, fue destinado a servir como cochera.  Allí se realizan trabajos de mantenimiento principalmente a las formaciones de la línea E y, a veces, de otras líneas.

 

 

Comentarios