La Justicia hizo lugar a un amparo presentado por los Metrodelegados: obligan a reabrir las paritarias por 60 días y a darle participación a la AGTSyP en la negociación. Además, el fallo establece que el Gobierno debe abstenerse de contratar "rompehuelgas" y ordena levantar las sanciones a casi 200 trabajadores aplicadas por la operadora Metrovías. La negociación salarial se había dado por cerrada tras el acuerdo de un aumento del 15,2% únicamente con la UTA.

El Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso y Administrativo y Tributario número 2 de la Ciudad, a cargo del juez Andrés Gallardo, hizo lugar a un recurso de amparo presentado por la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP) y ordenó al Gobierno de la Ciudad reabrir las paritarias del Subte e incorporar a los metrodelegados a la discusión.

El fallo insta a convocar a una mesa de negociación con participación de la AGTSyP, la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) y Metrovías para continuar la discusión salarial de este año, que las autoridades habían dado por cerrada en abril tras acordar un 15,2% de aumento solamente con la UTA y sin participación de AGTSyP.

La resolución judicial también determinó que durante los 60 días que opere la mesa de negociación la AGTSyP deberá abstenerse de realizar medida de fuerza alguna. A la par, estableció que Metrovías deberá dejar sin efecto las sanciones correspondientes a este conflicto laboral, que alcanzan casi 200 trabajadores.

Con respecto a los dichos del jefe de Gabinete Felipe Miguel de que el Gobierno porteño seleccionaría personal de reemplazo para los trabajadores en huelga -que la AGTSyP denunció como “rompehuelgas”-, el juez dictaminó que el GCBA debe abstenerse de contratar personal externo o interno no calificado para estas tareas.

Además, el juez ordenó a los funcionarios porteños que se abstengan de realizar declaraciones públicas “que tergiversen los contenidos de normas o fallos en relación al conflicto con la AGTSyP”.

La resolución judicial constituye una importante victoria para los gremialistas, a la par que un revés para el Gobierno, que buscaba domesticar el frente sindical de cara a la licitación por la nueva concesión del Subte recientemente convalidada por la Justicia local. Desde el gremio expresaron su satisfacción por el fallo y afirmaron que “siempre sostuvimos nuestra vocación de diálogo con la empresa y el Gobierno”. “Esperamos que acaten la orden del juez”, aseguraron.

Comentarios