Los pasajeros de una formación de la línea B de subterráneos vivieron minutos de incertidumbre cuando un tren que hacía el recorrido Leandro N. Alem-Juan Manuel de Rosas se cruzó de vías en la estación Ángel Gallardo y circuló de contramano durante varios metros.

 La formación había partido de la cabecera Alem y en la estación Carlos Pellegrini comenzaron los desperfectos técnicos.

Al llegar a Medrano, se cruzó de vía camino a Ángel Gallardo, donde personal de Metrovías dispuso el descenso de los pasajeros.
 
“Venían avisando por el altoparlante que el subte tenía demoras, pero cuando llegamos a la estación Medrano el tren agarró el cruce de vías y aparecimos circulando por el lado opuesto, por el que continuamos a paso de hombre hasta que llegamos a la siguiente, Ángel Gallardo”, relató un pasajero de nombre Víctor que prefirió reservar su apellido.
 
El pasajero contó que en la estación Gallardo los hicieron descender a todos y que el conductor les dijo que “no sabía cómo había ido a parar ahí”.
 
Metrovías informó mediante un comunicado que “una formación de la Línea B presentó problemas técnicos y al llegar a la estación Ángel Gallardo se les solicitó a los pasajeros que descendieran” porque debía ser “trasladada al taller para su reparación”.
 
Sobre la maniobra de pasarse a las vías opuestas y circular de contramano, la empresa señaló que ese cambio en el cruce de vías “es un procedimiento técnico habitual en los medios de transporte de estas características -tanto subterráneo como ferroviario-“
 
“Para esta maniobra se toman todos los recaudos necesarios de seguridad operativa, es decir que no representa ningún riesgo para el pasajero”, aseguró la concesionaria del servicio. La empresa de subterráneos indicó que el servicio continúa prestándose en forma normal, con algunos minutos de demora. 
 
por Télam

Comentarios