El servicio Retiro - Rosario cuadruplicó la venta de pasajes en días de semana frente al año pasado. Cerca de 200 personas utilizan el tren cada día. La cifra podría aumentar en breve con el agregado de paradas en Ramallo y San Pedro y la extensión a Rosario Norte. El precio competitivo frente al ómnibus, la clave.

La cantidad de pasajeros transportados por el servicio Retiro Mitre – Rosario Sur se cuadruplicó desde el año pasado, informó el diario La Capital. A un año de su habilitación, la venta de pasajes de tren se multiplicó varias veces y hoy día cerca de 200 personas utilizan el servicio en los días hábiles, frente a los 40 o 50 que lo abordaban en promedio durante la semana el año pasado.

El desempeño del tren, que al momento cuenta con una única frecuencia diaria por sentido, había preocupado a las autoridades de Ferrocarriles Argentinos y a los vecinos de Rosario. Se estima que en breve el tren podría cosechar más pasajeros gracias a la extensión a Rosario Norte y al agregado de detenciones en Ramallo y San Pedro, lo que se efectivizará en las próximas semanas.

Según destacó Mariano Antenore, de la Asociación de Amigos del Riel, “ha ido creciendo el uso del ferrocarril, sobre todo a partir de la brecha con el costo de la tarifa del ómnibus. Si bien presentó un aumento de tarifa, sigue siendo más económico que viajar en ómnibus”. Desde el mes pasado, un boleto de Buenos Aires a Rosario cuesta $200 en Primera y $240 en Pullman, siendo el servicio de larga distancia que menos aumentó sus pasajes, mientras que un boleto de micro ronda los $350.

Los tiempos de viaje, en tanto, continúan siendo un aspecto a mejorar ya que el tren demora más de seis horas en realizar el recorrido debido a las obras de renovación de vías que aún no se encuentran finalizadas. Recientemente, la ADIF anunció que se retomarían las tareas en dos tramos que suman 94 km de longitud en total. No obstante, el resto de los sectores continúan paralizados luego de que se frenaran los pagos con el cambio de gobierno.

Se estima que una vez terminadas las obras, el tren podrá realizar el recorrido en 4 horas, con una velocidad máxima de 160 km/h. Según el plan original, entonces deberían sumarse hasta seis frecuencias diarias adicionales.

Comentarios