Se trata de una unidad donada al museo ferroviario de Presidencia Roque Saenz Peña. La cesión se realizó en el marco de la ley 4886, que protege a los centenarios coches y establece los requisitos para su conservación.

Un coche La Brugeoise de la línea A fue trasladado este miércoles a un museo de la localidad de Presidente Roque Saenz Peña, en la provincia de Chaco.

Según informó el portal Chaco Dia por Dia, la unidad 57 fue retirada del galpón que protege a la histórica flota en el taller Mariano Acosta del Premetro y puesta sobre el carretón que la transportará hasta su nueva ubicación.

El coche fue donado por Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) al museo ferroviario de dicha localidad mediante un convenio rubricado entre las partes en julio del año pasado tras la aprobación de la documentación solicitada acerca de la guarda y de las tareas de restauración a las que será sometido el vehículo.

La ley 4886, sancionada por la Legislatura en diciembre de 2013, extendió la protección legal a todos los coches La Brugeoise y permitió que se donara un porcentaje de la flota a museos y entidades comprometidas con el cuidado del patrimonio ferroviario.

Dicha norma también establece la prestación de un servicio turístico en la línea A, aunque todavía se encuentran en restauración en el taller Polvorín las unidades que se afectarán a esos recorridos.

Los coches La Brugeoise fueron la flota más antigua del mundo en servicio comercial hasta su retiro el 11 de enero de 2013, circunstancia no exenta de discusiones acerca del destino que tendrían tras su salida de servicio y el cierre por dos meses de la línea A para incorporar las formaciones chinas adquiridas por el Estado nacional.

 

Comentarios