Tras una interrupción de 12 horas, volvió a funcionar la línea C

Tras una interrupción de 12 horas, volvió a funcionar la línea C. Había estado cortada desde las 5 de la mañana por un piquete en las vías realizado por una treintena de sindicalistas no reconocidos.

La Guardia de Infantería de la Policía Metropolitana llegó esta tarde a la estación Constitución del Subte con una orden de desalojo para liberar las vías, que desde las 5 de esta mañana permanecían cortadas por un grupo de sindicalistas que no responde ni a la AGSTyP ni a la UTA, sino al STS, Sindicato de Trabajadores de Subterráneos.

Se trata de entre veinte y treinta personas, de las cuales no todas trabajan en el Subte, que reclaman por el reconocimiento de su sindicato.

Ante la situación, los gremialistas levantaron el corte, a la par que denunciaron supuestas agresiones del personal policial. La Policía Metropolitana confirmó que no hay detenidos.

La vocera de Metrovías, Lucía Ginzo, confirmó esta tarde que cerca de las seis se reanudaría el servicio entre ambas cabeceras, tras la insólita y prolongada interrupción, y explicó que el episodio “no se trata de un conflicto gremial”, sino de “un piquete”: “arrojaron artefactos metálicos a la vía lo que impidió que pudiéramos movilizar las formaciones para poder brindar servicio”.

Más temprano, tanto AGTSyP como UTA habían repudiado la medida.

Comentarios