Tras la interrupción por desmoronamientos, la línea C circula con demora

La línea C se interrumpió esta mañana ante la denuncia de un desprendimiento de mampostería en la zona afectada por el descarrilamiento del viernes. Metrovías negó el derrumbe y aseguró que la interrupción se debía a una medida de fuerza gremial, lo que fue desmentido por los trabajadores. La línea se normalizaría en breve.

cwqzlkpxaauhxff

Estado en el que quedó la formación que chocó el viernes.

Minutos antes de las 11 de esta mañana la línea C del Subte quedó interrumpida debido a peligro de derrumbe en el ingreso a la cochera Constitución.

Según aseguraron a este medio, ocurrió un desprendimiento de mampostería en la zona que el viernes pasado se vio afectada por el descarrilamiento y posterior choque de una formación, que arrasó con cuatro columnas a su paso.

El incidente había obligado a mantener cerrada la estación Constitución desde mediados de la mañana del viernes hasta hoy por la mañana, cuando el tramo fue librado a servicio tras la remoción del tren afectado, que quedó visiblemente dañado. Durante el fin de semana, operarios habían trabajado en el lugar para apuntalar la estructura afectada por el severo impacto y la línea había funcionado entre San Juan y Retiro.

Pese a que esta mañana fue rehabilitado en la totalidad de la traza, usuarios reportaron importantes demoras en el servicio, fundamentalmente debido a que Constitución operaba con una sola vía.

La operadora Metrovías, en tanto, informó que la interrupción se debe a una “medida de fuerza sorpresiva” y desmintió “rotundamente que se haya producido un derrumbe o que exista peligro de que esto ocurra en la línea C”.

Desde el sindicato respondieron que “no es medida de fuerza gremial”, sino que “se está protegiendo a los usuarios y trabajadores por peligro de derrumbe”. “Hasta el día de hoy las obras de reparación no se encuentran terminadas. Por ende, la línea no es segura para el transporte de pasajeros y para los trabajadores”, aseguraron en un comunicado.

Minutos antes de las 16, el secretario general adjunto de la AGTSyP, Néstor Segovia, brindó un punto de prensa en el que explicó que inspectores del GCBA y Metrovías analizaron el estado del sector afectado y aseguró que una vez que las autoridades garanticen por escrito que no hay peligro de derrumbe la línea volverá a circular, en un plazo que estimó entre 30 minutos y una hora.

A su vez, el dirigente aseguró que hasta la madrugada de ayer el gremio intentó consensuar con Metrovías la realización de un servicio corto entre Independencia y Retiro, a lo que la empresa se habría negado. Además, aclaró que una vez que se restablezca, el servicio operará con demoras debido a que una de las vías de Constitución se encuentra fuera de servicio, ya que allí está estacionada la formación dañada por el descarrilamiento del viernes.

Comentarios