Luego de que el viernes ocurriera un grave incidente en la línea B, que pudo haber sido tragedia, el presidente de SBASE hizo uso de Twitter para opinar acerca del debate presidencial. Sin embargo, no hizo referencia alguna al hecho y la empresa del GCBA ni siquiera emitió un comunicado aclarando lo sucedido.

El presidente de Subterráneos de Buenos Aires S.E (SBASE), Juan Pablo Piccardo, hizo uso de su cuenta de Twitter en la noche del pasado sábado para opinar acerca de la conveniencia de realizar un debate presidencial, deslizando críticas a la decisión de Daniel Scioli de no participar del mismo.

El hecho sorprendió a más de uno, ya que el presidente de SBASE no es una persona particularmente activa en las redes sociales y no suele opinar acerca de cuestiones de coyuntura. Sin embargo, sí ha participado en anteriores campañas coordinadas del PRO donde todos sus referentes salen a repetir un mismo mensaje, como la campaña #YoLoVoto.

En este caso, los mensajes de Piccardo fueron escritos apenas 24 horas después del grave incidente que tuvo lugar en las últimas horas de la tarde del viernes en la línea B, cuando un tren CAF 6000 –cuya incorporación ha sido el proyecto insignia de la gestión Piccardo– rozó la catenaria rígida que conduce 600 Vcc y obligó a evacuar a los pasajeros del tren.

La falta de alusión al tema va en línea con el ocultamiento del hecho realizado en la misma tarde del viernes, cuando se informaron demoras sin aclarar las causas y se actuó con premura para mover el tren afectado a la cochera y que nadie pudiera advertir lo sucedido, lo que estuvo acompañado de un impresionante silencio mediático acerca del incidente.

Inclusive, algunos usuarios de Twitter le reprocharon a Piccardo por la falta de los prometidos trenes con aire acondicionado, el cumplimiento de la ley 670 y el estado del Subte en general. Incluso, un usuario lo emplazó a debatir acerca de las obras de la línea B y otro, directamente, le pidió que renunciara.

Ni el área de prensa de SBASE –siempre predispuesta a emitir comunicados de prensa acerca de cuestiones menos espinosas, tales como las bibliotecas digitales o las nuevas obras de arte, acompañadas por emojis–, ni Juan Pablo Piccardo dieron explicaciones sobre un hecho que puso en riesgo la seguridad de los pasajeros. Los máximos responsables del Subte en la Ciudad parecen tener otras prioridades en su agenda.

Comentarios