Transporte cambia los coches para el Subte por otros para los ferrocarriles

Según revelaron fuentes del Ministerio a enelSubte, se decidió cambiar los 225 coches CNR restantes de la compra por 279 que había hecho Ricardo Jaime por otros para las líneas ferroviarias suburbanas. Resta conocer si se podrán renegociar dos tandas en avanzado estado de construcción. La línea Roca, casi segura beneficiaria.

En 2008, el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime anunció la adquisición a China de 279 coches para el Subte. Los primeros 45 llegaron el año pasado para la línea A y comenzarán a transitarla tan pronto como el gobierno porteño la reabra. Los otros parecían haberse evaporado. Ni el gobierno nacional daba precisión alguna sobre su destino ni poseía SBASE información sobre ellos, a pesar de que el ministro Randazzo hizo alguna vaga alusión a “otros 100 coches” que estarían en camino.

Misterio develado. Según revelaron representantes del Ministerio del Interior y Transporte a enelSubte, el gobierno nacional no traerá ningún coche más para el Subte. Son 45, una flota por cierto insuficiente para cubrir por sí sola cualquiera de las líneas una vez que se inauguren las extensiones en construcción. En cambio, Randazzo tomó la decisión de reorientar la adquisición hacia los ferrocarriles suburbanos. De esa manera, nuevos coches fabricados por CNR se sumarán a los 408 que ya está fabricando CSR para las líneas Mitre y Sarmiento.

CNR y CSR son las dos grandes empresas de construcción de material ferroviario del gigante asiático, ambas estatales formadas a partir de la segmentación de Ferrocarriles de China en unidades de negocio especializadas.

Este medio pudo saber que los 279 coches fueron originalmente divididos en cuatro tandas. La primera son los 45 coches para la línea A. Restan 225. Las dos siguientes tendrían un nivel de avance importante, por lo cual el Ministerio del Interior y Transporte se encuentra renegociando con CNR para encontrar la manera de cambiar los coches por material para las líneas ferroviarias metropolitanas. Como es sabido, los coches para el Subte tienen distinta trocha (salvo el Urquiza), distinta alimentación eléctrica y distinto gálibo que las líneas suburbanas. No está todavía resuelta esta posibilidad de cambio, mucho menos cuál sería la línea receptora o qué hacer en el caso de que se dificulte un canje.

En cambio, la cuarta tanda de coches se encontraba todavía en fase de proyecto cuando Florencio Randazzo se hizo cargo de Transporte.

enelSubte pudo saber que se solicitó la paralización de la producción para poder cambiar la orden por coches aptos para los ferrocarriles. Lo más probable es que se construyan nuevas unidades eléctricas para la línea General Roca. ¿Será para mejorar la frecuencia, o el preanuncio de la demorada electrificación de la vía Quilmes a La Plata? Otra posibilidad que se evalúa en el Ministerio es que la beneficiaria sea la línea Belgrano Sur. Esta perspectiva aparece más lejana, porque por el momento no se conocen proyectos de electrificación de los ramales a González Catán y Marinos del Belgrano.

El destino de los 225 coches CNR restantes era hasta la publicación de esta información un agujero negro. La decisión en sí, desde luego, es materia opinable. Por un lado, deja al Subte sin parte de los coches que se suponía el gobierno nacional había comprado. Cabe preguntarse si esto hubiera ocurrido con un jefe de Gobierno afín. Por otro, el GCBA parecía asumir esto al lanzar una licitación para comprar 105 coches adicionales para la línea A. Finalmente, al margen del “estado de emergencia” en que la Legislatura declaró a la red de subterráneos, pocas dudas caben de que los ferrocarriles suburbanos tienen urgencias mucho mayores.

 

En la edición 2012 de una de las exposiciones ferroviarias más grandes del mundo, se exhibió un ejemplar de los recientemente adquiridos coches chinos para el Subte porteño.

 

Comentarios