La formaciones dejaron de prestar servicio desde el mediodía. El premetro tampoco funciona. La medida sorprende a los pasajeros que se enteran en las bocas de entrada y dificulta el normal traslado de gente en un día laborable y con un clima que amenaza lluvias. La H es la única que funciona.

Las líneas A, B, C, D, E y el Premetro se encuentran interrumpidos desde el mediodía como consecuencia de un conflicto originado a partir de que algunos trabajadores quieren organizar un nuevo sindicato que los contenga. Tres personas fueron detenidas en la estación de Congreso de Tucumán mientras se realizaba una asamblea.

En ese sentido, los trabajadores de las líneas de subterráneos desmintieron públicamente que los detenidos por los incidentes fueran operarios de ese transporte público. “No hay ningún trabajador que esté detenido”, explicaron, en declaraciones televisivas.

“La iniciativa surgió como resultado de una larga serie de episodios en los que la dirigencia de UTA y la propia patronal buscaron desactivar a un cuerpo de delegados legítimo y elegido democráticamente, genuino representante de las bases”, expresa un comunicado realizado por los trabajadores.

En el mismo documento, se expresa que “la dirigencia de la Unión Tranviaria Automotor y la empresa Metrovías montaron una comedia para simular elecciones democráticas”.

De esta forma, entre este jueves y el 11 de febrero se realizará una votación para determinar si los trabajadores quieren o no conformar un nuevo sindicato. El plebiscito se enmarca en la “Campaña Nacional e Internacional de Apoyo a la Creación de un Nuevo Sindicato de los Trabajadores del Subte de Buenos Aires”.

Comentarios